Miércoles, 23 de Agosto de 2017
Guias.Travel+en Google+ Guias.Travel
Estás aquí :
Guias.Travel > Blog > 10 curiosidades del Ashmolean Museum de Oxford
+20.000.000 usuarios ya han disfrutado nuestras guías

10 curiosidades del Ashmolean Museum de Oxford

Los museos oficiales tienen un no sé qué de galerías enciclopédicas que muchas veces hacen previsibles los encuentros cara a cara con sus fondos. Yo prefiero las colecciones hechas a capricho por los nuevos ricos de los últimos cien o doscientos años atrás, cuando coleccionar antigüedades y objetos dispares de naturaleza científica eran moda.

En las galerías de esos museos hay rarezas y verdaderas joyas de lo absurdo, museos que no pocos descendientes de sus promotores legaron al patrimonio público con todo ese material que hay que descubrir con pasión. Al menos así lo entiendo yo.

Uno de esos museos de curiosidades que más me fascinan es el Ashmolean Museum de Oxford, cuyas piezas reunió pacientemente Elias Ashmole, objetos de diferente naturaleza que le llegaron como donaciones desde todos los rincones del mundo.

El Ashmolean Museum de Oxford abrió sus puertas en 1845 y sus fondos crecieron bastante con las colecciones arqueológicas que llegaron a sus vitrinas en la década de 1890. En su género es uno de los museos más importantes de Gran Bretaña. Sus colecciones abarcan desde el periodo Neolítico a las civilizaciones de Oriente y de Occidente y más allá.

Si tuviera que destacar una decena de esas curiosidades, yo me quedaría y recomendaría ver con detalle las siguientes:

-Los dibujos de Miguel Ángel y Rafael. La serie de dibujos de estos dos grandes maestros fue adquirida a principios del siglo XIX. Se trata de dibujos preliminares, estudios, algunos de los cuales acabaron como obras magnas del arte, en esculturas y pinturas.

-La Joya de Alfred. Una pieza de joyería del siglo IX y sajona que fue realizada para el rey Alfred El Grande. Fue descubierta en 1693 y en ella se puede leer en la lengua inglesa de aquel tiempo ‘Alfred me mandó a hacer’. La joya debió pender de una pequeña vara que seguro se usó como puntero para pasar las hojas de los libros. Lectura de reyes.

-La Espada de Abingdon. Se trata de una espada de guerra del siglo X, sajona, con remates de plata e incrustaciones. La guarda de la espada ofrece motivos decorativos de animales, también los símbolos de los Evangelistas, el mango presenta dos cabezas de animal también como decoración. La espada recibe ese nombre porque fue descubierta en una ciénaga, junto a un molino, en la ciudad de Abingdon, en Oxfordshire.

-Stradivarius ‘El Mesías’. Una de las más famosas creaciones de Antonio Stradivari. El nombre de ‘El Mesías’ le viene del extraño comentario de uno de sus propietarios del siglo XIX que decía que su violín era como el Mesías, siempre prometía llegar pero nunca aparecía. Supongo que porque lo tenía pero no aceptaba mostrarlo en público. No sea que se lo robaran. Digo. Hoy el violín no se toca, forma parte de una colección y se muestra como objeto de exhibición.

-Manto ceremonial del jefe Powhatan. El jefe indio Powhatan, que murió en 1618, fue el padre de la célebre Pocahontas, india nativa americana que se convirtió con el tiempo al cristianismo y que se casó con el colono John Rolfe. El jefe era la cabeza visible de Tsenacommacah, una alianza de indios algonquinos de Virginia en la región Tidewater. Fue el enemigo declarado de los primeros colonos asentados en la región.

-Linterna de la Conspiración de la Pólvora. Se trata de la linterna que llevó Guy Fawkes en 1605 durante el intento de asesinato del rey James I de Inglaterra y IV de Escocia. Un asesinato organizado por un grupo de católicos ingleses liderados por Robert Catesby. El plan era volar la Cámara de los Lores durante la apertura del Parlamento de Inglaterra. El complot fue revelado a las autoridades en una carta anónima enviada a William Parker, cuarto barón Monteagle.

Durante un registro de la Cámara de los Lores, a eso de la medianoche del 4 de noviembre de 1605, a Fawkes se le encontraron 36 barriles de pólvora, suficientes como para reducir la Cámara de los Lores a escombros. Fue arrestado, condenado y sentenciado a ser ahorcado y finalmente descuartizado.

-Máscara mortuoria de Oliver Cromwell. Oliver Cronwell (1599-1658) fue un político inglés y una de las figuras más controvertidas de la historia británica. Se le ha tachado de dictador regicida, héroe de la libertad y hasta revolucionario y genocida. Destruyó muchas iglesias católicas y algunas, como la Capilla de Roslyn, que acabó convertida en el establo de sus caballos. La máscara mortuoria de Cronwell, como el personaje, es mítica.

-Vestido ceremonial árabe de Lawrence de Arabia. Thomas Edward Lawrence era un oficial del ejército británico famoso por su papel de enlace con el Gobierno británico durante la campañas del Sinaí y Palestina, dentro de una rebelión árabe contra el dominio turco entre 1916 y 1918. La amplitud y variedad de sus actividades, así como su habilidad para describirlas en sus libros le valieron fama internacional y el nombre popular de Lawrence de Arabia, un título que más tarde, en 1962, se utilizó para una película sobre sus actividades en la Primera Guerra Mundial.

-Colección de anillos Posie. Eran objetos muy populares en los siglos XV,XVI y XVII. En Inglaterra y en Francia y se ofrecían como regalo del amante a su amada. El museo tiene varios en su colección.

-Pájaro Dodó. El Museo conservaba un pájaro dodó, un ave extinguida, pero se deterioró hasta el punto de que sólo se exhiben las patas y el pico. El pájaro, un tanto desgarbado, fue fuente de inspiración para Lewis Carroll para su ‘Alicia en el País de las Maravillas’.

¿Te animas a visitar esta joya de los museos no convencionales en Oxford? Toma nota, el portal Viajaralondres.com te lo pone fácil, te ofrece excursiones de un solo día en los alrededores de Londres que incluyen visitar Oxford. Y si quieres, también el Ashmolean Museum. No te lo puedes perder. Pica en el enlace para ver los detalles:

http://www.viajaralondres.com/ciudades-para-visitar-cercanas-a-londres/oxford/

Ashmolean Museum.

Ashmolean Museum.

Te gustará también leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *