Miércoles, 23 de Agosto de 2017
Guias.Travel+en Google+ Guias.Travel
Estás aquí :
Guias.Travel > Blog > 25 razones con las que animar una visita a la Torre de Londres
+20.000.000 usuarios ya han disfrutado nuestras guías

25 razones con las que animar una visita a la Torre de Londres

La Torre de Londres es uno de los edificios de la capital británica más icónicos y más retratados. Es una residencia real situada en el centro de la ciudad y con casi mil años de historia que constituye una de las visitas obligadas a Londres. Fue levantada en distintos periodos entre el siglo XI y el XIV y es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

Me gustaría contarte, si no todo, sí algunos hechos históricos que pueden ayudar a que conozcas un poco más este edificio visitable, y en su caso, si ya sabías de él, a revalorizarlo. Con 25 razones y/o curiosidades. Éstas:

– Nombre oficial. Su nombre real traducido y completo sería, Palacio Real y Fortaleza de Su Majestad de la Torre de Londres. Pero, abrévialo, que si no…

– No debía haber sido prisión. En origen fue una fortaleza y un palacio real con un carácter defensivo que construyó Guillermo El Conquistador. Pero, la construcción era tan sólida y tan grande, que se convirtió en prisión casi de una forma lógica.

– Residencia real actual. Aunque no lo creas, la Torre de Londres sigue siendo una de las residencias de el monarca de turno y hasta hay una serie de estancias preparadas para ella si alguna vez se decidiera a ocuparlas.

– Celda para Rudolf Hess. Durante la Segunda Guerra Mundial, la Torre de Londres se empleó como cárcel provisional para Rudolf Hess, jerarca nazi evadido que cayó (más bien se tiró) en paracaídas en 1940 sobre Escocia. En ese tiempo tenía libertad para moverse por los jardines de la torre.

– Puestos de vigilancia. En la Torre de Londres hay dos puestos de vigilancia. Uno, está en las dependencias donde se custodian las joyas de la reina, y, el otro, está en la denominada Casa de la Reina, donde el vigilante tiene prohibido hacer ruidos fuertes, aunque no haya nadie alojado. Las consignas del cambio de guardia se dan susurrando.

– El joyero de la reina. La Torre de Londres ha guardado siempre las joyas de la reina, como la famosa ‘Estrella de África’, valorada en 250 millones de libras esterlinas (precio por tasación). Sin embargo, su valor real es incalculable.

– Los cuervos. Los cuervos forman parte de la Torre de Londres desde que hay memoria. Cuando Carlos II, que era un rey muy supersticioso, pidió que los quitaran sus asesores le recomendaron que no lo hiciera porque la torre se vendría abajo y porque, acto seguido, caería una maldición sobre el país. Al menos seis cuervos viven permanentemente en la Torre de Londres.

– Cierre de la Torre. Cada noche, exactamente a las 21.53 horas, se cierra la Torre de Londres con un pase de llaves que bloquea las puertas de entrada. Todo, con una ceremonia pintoresca y barroca en la que se piden, se anuncian llaves, las de la reina que vienen y van con escolta armada.

– Llaves robadas. Y hablando de llaves, las de la Torre de Londres fueron robadas por última vez en noviembre de 2012. A continuación, y como medida de seguridad, se redobló el sistema de seguridad y se cambiaron las cerraduras. Todo seguro.., por el momento.

– Casa de la Moneda Real. La Torre de Londres llegó a albergar un ceca real en la que se acuñó la moneda del reino.

– Guardianes selectos. Los guardianes de la Torre de Londres son elegidos de entre los miembros de las Fuerzas Armadas Británicas por méritos y tras haber concluido un servicio in ininterrumpido de al menos 22 años. Los guardianes viven en la misma torre.

– Uniformes. Los uniformes de la guardia de la Torre de Londres cuestan más de 7.000 libras esterlinas cada uno y están confeccionados con hilo de oro.

– Justas caballeras. Enrique VIII celebró en el siglo XVI justas de caballerías en la Torre de Londres. Sí, para divertirse.

– Ejecuciones. 22 son las personas ejecutadas tras sus muros en toda la historia de la Torre de Londres. El último decapitado fue un octogenario y la pena se aplicó el 9 de abril de 1747.

– Última ejecución. La última ejecución sucedió en agosto de 1941, y fue el fusilamiento de un espía alemán de la Segunda Guerra Mundial, Josef Jakobs.

– Royal Menagorie. Royal Menagorie fue una colección real antigua de animales exóticos que albergaba también la Torre de Londres. Los primeros en incorporarse fueron leones, un elefante y un oso polar para el que se pescaban peces en el cercano Támesis.

– Cierre del zoológico. El Royal Menagorie se cerró en 1835 y su colección de animales pasó a formar parte del zoo de Londres, el del Regent Park.

– Materiales. La Torre de Londres está en un alto, y sobresale 27 metros de altura por encima de las murallas que cierran su recinto. Fue levantada con piedra importada de Francia, de la zona de Caen, en Normandía.

– Clase real encarcelada. El rey Eduardo V y Richard, duque de York, siendo niños, fueron encarcelados en la Torre de Londres por orden de su tío que luego se convertiría en Ricardo III, rey de los ingleses. Hace unos años se encontró en la torre un cofre que contenía los huesos de dos niños pequeños pero que no se han confirmado como pertenecientes a los ‘Príncipes de la Torre’.

– Atracción turística. La Torre de Londres fue atracción turística desde muy antiguo, desde tiempos de Isabel I, en el siglo XVI, y las joyas de la Corona han estado en exhibición desde el siglo XVII.

– Fantasmas. Se dice que la Torre de Londres está poblada por diferentes fantasmas: el de Ana Bolena, mujer de Enrique VII, el de Enrique VI, el de Lady Jane Grey, esposa también de Enrique VIII, por el fantasma de Margaret Pole y por el de ¡un oso pardo!.

– Coronación. La ceremonia de coronación real incluye desde el siglo XIV el traslado del monarca a coronar desde la Torre de Londres a la Abadía de Westminster. Un paseo real para la posteridad.

– Agente del monarca. Un agente del rey o de la reina es el responsable de la administración de la Torre de Londres en ausencia del monarca.

– Policía de la Torre. Cualquier barco que pasara junto a la Torre de Londres en navegación por el Támesis estaba obligado a pagar una cuota al castellano de la fortaleza y a dejar una pequeña parte de la carga, normalmente un barril de ron. Lo que ocurría con el ron te lo puedes imaginar.

– Bomba. Durante la Primera Guerra Mundial llegó a caer una bomba en el recinto de la Torre de Londres que dio en el foso sin causar daños. Los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial dejaron una marca mayor, una bomba de alto explosivo dañó en septiembre de 1940 el castillo, varios edificios y afectó a la White Tower. Después de las reparaciones de rigor el conjunto fue reabierto al público tras la guerra.

Y ésto es todo, o el principio de una historia de amor, entre tú y este magnífico edificio histórico. Si te apuntas a viajar a Londres, no dejes de ver la Torre de Londres. Por ejemplo, con una visita como las que te ofrece el portal Viajaralondres.com, excursiones de un solo día en los alrededores de Londres, y, éso, visitas a la capital británica. Pica en el enlace para saber más:

http://www.viajaralondres.com/ciudades-para-visitar-cercanas-a-londres

Panorámica de la Torre de Londres.

Panorámica de la Torre de Londres.

Te gustará también leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *