Martes, 23 de Mayo de 2017
Guias.Travel+en Google+ Guias.Travel
Estás aquí :
Guias.Travel > Blog > Albert Bridge, de paso por el Támesis
+20.000.000 usuarios ya han disfrutado nuestras guías

Albert Bridge, de paso por el Támesis

El Albert Bridge de Londres es uno de los puentes más elegantes sobre el Támesis de la capital británica. Fue construido entre 1870 y 1872 y fue dedicado al príncipe Alberto de Sajonia-Coburgo-Gotha, príncipe consorte de la reina Victoria. Su diseñador fue Rowland Mason Ordish que completó la obra como un puente rígido colgante. 

El Albert Bridge tiene una longitud de 216 metros y 12,5 metros de ancho. Su luz central alcanza los 122 metros. Suficientes para el paso de los barcos que frecuentan el Támesis.

El Albert Bridge fue renovado y reforzado una docena de años después de su inauguración. Los cambios se hicieron para mejorar sus condiciones como puente atirantado. Un puente atirantado no es más que una combinación de estructuras que aportan solidez y estabilidad a la construcción.

Normalmente, como en el caso del Albert Bridge, la adopción de unas columnas y una serie de cables asidos a ellas que ayudan a tensar la cubierta de paso del puente. El autor de los cambios que mejoraron el Albert Bridge fue el ingeniero sir Joseph Balzegette.

Demolició

Cuando acabó la Segunda Guerra Mundial, las autoridades británicas programaron la demolición del puente. Sin embargo, algunos grupos de ciudadanos londinenses presionaron para que se preservara. Y se consiguió.

Pero hubo de adaptar su estructura al incremento de tráfico rodado que amenazaba su estabilidad en aquellos tiempos. Así, en la zona central se añadió algunos soportes, aunque se mantuvieron restricciones sobre el peso que podía acoger la estructura al mismo tiempo.

Como curiosidad, comentar que en el Albert Bridge hay un cartel que recuerda que todos los soldados que hayan de marchar en formación por el puente habrán de romper filas antes de circular por él. El motivo no es otro que el de la resonancia mecánica. El paso marcial de los soldados podría derrumbar el puente con su machaqueo al unísono.

Una curiosa caseta situada en uno de los extremos del puente nos recuerda todavía que el paso sobre el Támesis pertenecía a una empresa privada que lo explotaba y que había que pagar una pequeña cantidad por cruzarlo.

¿Quieres conocer el Albert Bridge?. Pues echa un vistazo a las propuestas que te hace el porta Viajaralondres.com, excursiones de un solo día en los alrededores de Londres y mucho más. Pica en el enlace para ver más detalles: www.viajaralondres.com

Albert Bridge.

Albert Bridge.

Te gustará también leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *