Domingo, 18 de Noviembre de 2018
Guias.Travel+en Google+ Guias.Travel
Estás aquí :
Guias.Travel > Blog > Área Sacra di Largo Argentina, los templos con los que se tropezó Mussolini
+20.000.000 usuarios ya han disfrutado nuestras guías

Área Sacra di Largo Argentina, los templos con los que se tropezó Mussolini

El Área Sacra di Largo Argentina es una zona con vestigios arqueológicos de primer orden en el centro de Roma. Fue descubierto, sin proponérselo, por un proyecto de excavaciones ordenado por Benito Mussolini. Se trata del conjunto de restos arqueológicos romanos de tipo arquitectónico más representativos de la época republicana.

Un proyecto urbano destinado a demoler uno de los barrios antiguos de Roma se convirtió en 1926 en uno de los mejores hallazgos arqueológicos del siglo XX. En un mismo lugar, aparecieron los restos de cuatro templos romanos diferentes.

Después de algunas excavaciones poco exigentes de fines de la década de 1920, con resultados mejorados por investigaciones más completas sucedidas en años posteriores, dejaron tras de sí, como te decía, las mejores muestras de arquitectura republicada de la antigua Roma. Durante años, poco se consiguió saber sobre los edificios aparecidos. Hoy, con el desarrollo de más investigaciones, se sabe mucho más sobre unos templos que curiosamente se denominan según cuatro letras alfabéticas.

Los templos

Los cuatro templos del Área Sacra di Largo Argentina datan de los siglos IV aC y el II aC. Los restos que podemos ver sobre el terreno son el resultado de las renovaciones urbanísticas del emperador Domiciano. La zona formaba parte de un espacio en el centro del Campus Martius (Campo de Marte) que también incluyó un teatro ordenado por Pompeyo, el Hecatostylum (un pórtico con cien columnas), el Templo de Juturna, el Templo de Juturna, las Thermae Agrippae (los Baños de Agripa) y nuestra Área Sacra di Largo Argentina.

Se cree que el Templo A , ahora conocido como el Templo de Juturna, fue construido a mediados del siglo III aC por Gaius Lutatius Catulus tras su victoria sobre los cartagineses. Era hexagonal y peripteral, es decir, rodeado por todos lados por una sola fila de columnas. La mayoría de las columnas corintias en travertino se han conservado.

Templo B, el Templo de Fortuna Huiusce Diei, fue construido por Quintus Lutacius Catulus en el 101 aC también tras su victoria sobre el Cimbrios. El templo ahora se conoce como el Aedes Fortunae Huiusce Diei (Templo de la Fortuna del Día). Un tramo de escaleras conduce al altar en el centro de este templo circular. Seis columnas corintias, hechas de de toba volcánica también se pueden ver en su lugar original.

El Templo C es el más antiguo de los cuatro. Fue construido entre el final del siglo cuarto y el comienzo del siglo tercero antes de Cristo. Probablemente fue dedicado a la deidad romana Feronia. En 1935, los arqueólogos descubrieron un altar en el lugar. El Templo C fue fechado en el 180 aC, aunque se sospecha que sucedió a otro edificio de las mismas características anterior.

El Templo D es el más grande y aún se encuentra parcialmente enterrado bajo la Vía Florida. Fue construido a principios del siglo II aC. Al final de la época republicana fue reconstruido. Este podría ser el templo de Lares Permarini, aunque todavía no hay consenso sobre este asunto entre los arqueólogos.

Restos más antiguos

Justo detrás de los templos B y C, se encuentra la pared posterior de la Curia del Porticus de Pompeyo, un edificio anexo del Teatro de Pompeyo. Fue en esta zona donde Julio César fue asesinado el 15 de marzo del 44 aC. Después de su muerte, la Curia fue cerrada. Más tarde se convirtió en una ‘letrina monumental’ (sic), una de las dos construidas durante la época imperial.

Y algo también histórico que te va a encantar. Poco después de que se completara la excavación de esta zona, los gatos callejeros comenzaron a establecer sus reales en el lugar, como estaban protegidos del tráfico en un punto situado bajo el nivel de la calle.

En la actualidad es un auténtico santuario urbano para animales. De día, apenas se pueden ver gatos, cuando el lugar es visitado por el público, pero, por la noche, el lugar revive con cientos y cientos de felinos que deambulan a sus anchas por entre las ruinas.

Si quieres ver el Área Sacra di Largo Argentina, lo tienes fácil con las opciones que te ofrece el portal especializado Viajararoma.com, que incluye excursiones de un solo día en los alrededores de Roma y mucho más. Clica en el enlace para ver más detalles: www.viajararoma.com

Área Sacra di Largo Argentina

Te gustará también leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *