Viernes, 26 de Mayo de 2017
Guias.Travel+en Google+ Guias.Travel
Estás aquí :
Guias.Travel > Blog > Begijnhof, la casa de las beatas de Ámsterdam
+20.000.000 usuarios ya han disfrutado nuestras guías

Begijnhof, la casa de las beatas de Ámsterdam

La de Begijnhof es una tranquila zona residencial del centro de la ciudad de Ámsterdam. Su origen se remonta al siglo XIV cuando el entorno con sus casas fue construido para albergar a un grupo de monjas (beatas). Begijnhof significa´éso, ‘beaterio’ o ‘casa de las beatas’.

El Begijnhof es el más famoso y el más antiguo de los recintos dedicados a acoger a los miembros de la Iglesia de la capital holandesa. El beaterio fue creado en 1346 para servir de residencia a las beguinas, mujeres de fe católica que vivían y vestían como monjas aunque sin haber realizado los votos formales de una congregación. En aquel tiempo era habitual encontrarlas formando pequeñas comunidades urbanas conocidas como béguinages.

Todas las casas del lugar están ordenadas alrededor de una extensión central tapizada con césped. Hay que decir que ninguna de las casas de los alrededores es original de la primera construcción. Sin embargo, la Houten Huis, una de ellas, pasa por ser la más vieja de Ámsterdam.

Es la que figura con el número 34 y se sabe que se edificó alrededor de 1420. También es una de las dos únicas casas de madera antiguas que sobreviven en la capital holandesa. Y es que, después de pasar por la tragedia de dos incendios que asolaron la ciudad en el siglo XVI, se prohibieron las construcciones de madera.

Engelse Kerk

La mayor parte de las viviendas que se pueden ver hoy en el Begijnhof se levantó en el siglo XVII. El edificio mayor de todos es la Engelse Kerk, la ‘Iglesia Inglesa’. El templo era originalmente católico que aprovechó una capilla anterior que fue construida para las beguinas en el siglo XV.

En los tiempos del ‘Alteratie’ – la reforma durante el cual el calvinismo (una versión extremista del protestantismo) se convirtió en la religión oficial- la iglesia fue confiscada por la autoridades municipales de la ciudad.

Las beguinas no renunciaron a su fe después de la instauración del calvinismo, creando un pequeño templo en la vivienda de los números 29-30 de la Begijnhof donde se mantuvo el culto católico hasta el año 1795, cuando en Holanda se restauró la libertad de culto.

Muchos de los jardines privados de Ámsterdam, conocidos localmente como ‘hofjes’, están cerrados al público para proteger la privacidad de las personas que viven en ellos. Especialmente para defenderse de la multitud de turistas que visitan Ámsterdam. Las zonas antiguas de la Begijnhof sólo son accesibles para los residentes, aunque grupos de turistas organizados también la visitan.

¿No te pica la curiosidad, no quieres ver Begijnhof de Ámsterdam?. Si te animas, lo tienes fácil con las propuestas de tours en Ámsterdam que te ofrece el portal especializado Viajaraamsterdam.com. Excursiones de un solo día en los alrededores de Ámsterdam y mucho más. Pica en el enlace para conocer todos los detalles: www.viajaraamsterdam.com

Begijnhof, Ámsterdam.

Begijnhof, Ámsterdam.

Te gustará también leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *