Martes, 25 de Julio de 2017
Guias.Travel+en Google+ Guias.Travel
Estás aquí :
Guias.Travel > Blog > Castelli Romani, un paisaje pasado por agua
+20.000.000 usuarios ya han disfrutado nuestras guías

Castelli Romani, un paisaje pasado por agua

La zona de Castelli Romani tiene una orografía peculiar forjada por erupciones volcánicas subrecientes, sucedidas entre 100.000 y 20.000 años atrás. Se trata de toda una serie de bocas de volcanes, calderas y fosas con idéntico origen ígneo que desde antiguo se aprovecharon para hacer acopio de agua.

Algunos son lagos naturales, otros hace tiempo que se han secado y otros más se llenan y se vacían estacionalmente. No faltan los manantiales de agua que fluyen a borbotones y que sumistran agua a los pueblos y ciudades de la zona. Descubrir todo este patrimonio a pie de obra es una aventura que invariablemente estará pasada por agua.

Los más famosos de estos volcanes lago son el Albano y el Nemi que nacieron en los tiempos referidos como consecuencia de la actividad hidromagmática sucedida en la zona. La actividad hidromagmática es la que se desarrolla con la participación de magma volcánico y agua, bien contenida en niveles freáticos, en el subusuelo, bien con la que corre en superficie o permanece almacenada en forma de lagunas.

Son erupciones volcánicas de una gran explosividad que dejan como rastro bocas volcánicas tipo caldera que son fáciles de rellenar de agua a poco que haya torrentes en superficie, que es lo que ha pasado en la zona de Castelli Romani en mucho casos.

La lista de lagunas es larga en Castelli Romani. Además de los lagos Albano y Nemi se pueden citar, los de Campovecchio en Grottaferrata (seco), el de Pavona en Castel Gandolfo y el Laguito de Turno de Giuturna o el de Valle Pozo en Albano Lazziale, el de Vallericcia en Ariccia, el Pantano Doganella en Rocca di Papa, el Pantano Secco y Prata Porci en Monte Porzio Catone o el legendario Lago Regilo en Frascati.

Toda la zona de Castelli Romani está surcada por arroyos de carácter torrencial que en la zona se llaman ‘marane’ y que son los encargados de alimentar estos pequeños lagos y lagunas. La lista de ‘maranes’ de Castelli Romani es una invitación para descubrir un patrimonio natural diferente:

-Marana de Patatona, en Rocca di Papa y Marino.

-Fosso di Montelungo, en Castel Gandolfo y Marino;

-Fosso di Cancelliera, en Lazio Albano y Ariccia;

-Marana Montagnano, en Lazio Albano, Ariccia y Genzano di Roma.

-Fosso di Valle Caia, en Velletri y Genzano di Roma;

-Fosso di Anatolia, en la ciudad de Velletri.

-Marana Valli di Marciana, en Grottaferrata.

Pero hay más, estos depósitos de agua alimentan o son parte de manantiales subterráneos que afloran en lugares muy concretos de la geografía de Castelli Romani. Los más destacados surgentes o manantiales con propiedades mineromedicinales de este espacio son:

-Agua Algidiosa, en Rocca Priora.

-Squarciarelli, en Grottaferrata.

-Caput Aquae Ferentino, en Marino,

-Aqua Preziosa, en Grottaferrata.

-Malafitto, en Ariccia.

-Aqua Donzella, en Larian.

-Faiola, en Velletri.

Si te animas a encontrar estas fosas, lagos, lagunas, maranas y surgentes, tienes un apoyo en el portal Viajararoma.com, que te ofrece visitas guiadas en los alrededores de Roma, entre ellos Castelli Romani. Pica en el enlace que sigue para ver todos los detalles:

http://www.viajararoma.com/ciudades-para-visitar-cercanas-a-roma/castelli-romani/

Lago Albano.

Lago Albano.

Te gustará también leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *