Lunes, 29 de Mayo de 2017
Guias.Travel+en Google+ Guias.Travel
Estás aquí :
Guias.Travel > Blog > Descubre Corciano, la patria chica de uno de los colegas de Ulises
+20.000.000 usuarios ya han disfrutado nuestras guías

Descubre Corciano, la patria chica de uno de los colegas de Ulises

¿Te dice algo el nombre de Corciano? No, seguro que no. Corciano es una pequeña ciudad de algo más de 20.000 habitantes de la región italiana de la Umbría. Está a unos doce kilómetros de Perugia. De Corciano dicen que es uno de los pueblos más hermosos de Italia. Dicen.

También dicen que Corciano era la patria chica de Coragino, mítico héroe amigo del gran Ulises de la Iliada. Todo se debió a un relato caballeresco antiguo de autor desconocido, que aseguraba que Coragino fue el fundador de Corciano y que Ulises lo fue de la cercana Perugia. Ni que decir tiene que se trataba de una estratagema muy elaborada para justificar derechos y noblezas de algunas familias de la zona en la Edad Media y el primer Renacimiento. De Coragino no queda nada más que las fábulas de esa leyenda, de la ocupación más antigua de Corciano, algo más.

En los alrededores de Corciano se han encontrado herramientas de sílex y fragmentos de vasijas que se corresponden con el Neolítico. En el ‘Antiquarium’ del Ayuntamiento de Corciano, hay restos conservados del siglo IX aC al VIII aC. Se sabe que la zona estaba poblada entre los siglos del III aC al I aC por pequeños asentamientos dedicados a la agricultura y a actividades artesanales.

Los italianos conocen Corciano, sobre todo, por la asociación del lugar con el descubrimiento en el siglo XIX de un carro de bronce fechado en el siglo VI aC. Una pieza famosa de su arte antiguo.

La zona sufrió un importante desarrollo en tiempos posteriores, seguramente porque en los alrededores había canteras de travertino, una piedra local fácil de trabajar con la que se construyeron la mayor parte de los grandes edificios de la antigua ciudad de Perugia.

De todas formas, todos estos datos cruzados corresponden a indicios. Los primeros testimonios documentales de la existencia de Corciano aparecen después del año 1000. Así, en 1136, el papa Inocencio II confirma a Corciano dentro del Obispado de Perugia. Y su poblamiento aparece en una lista de villas y castillos de la zona de 1258.

Más que por ser la patria chica del amigo de Ulises, los corcianos recuerdan tienen mejor memoria para un hecho histórico que puso de verdad al lugar en la historia italiana. Entre 1415 y 1416, un tal Braccio da Montone, un capitán de fortuna, o lo que llamaríamos hoy como un mercenario metido a bandolero, que había sido expulsado de Bolonia, puso sitio a Corciano. Siendo rechazado valientemente por los vecinos. Como compensación, los magistrados de Perugia le otorgaron a los vecinos una exención de impuestos de cinco años.

Lo que no cuentan de buena gana es lo que ocurrió meses después de la gesta. Braccio da Montone, después de haber rendido no menos de 120 fortalezas en la zona de Perugia, volvió para resarcirse de la afrenta de Corciano. ¿Qué hicieron los vecinos entonces? Faltos de valor o de medios para repetir la hazaña, decidieron no luchar y abrieron de par en par las puertas de sus murallas para que da Montone pudiera entrar sin causarles mal.

En ese tiempo, Corciano, como muchos pueblos de la Umbría, pasó a formar parte de los territorios de la Iglesia, al tiempo que era feudo de los Duques de Corgna. El palacio de los Corgna es hoy el Ayuntamiento de Corciano. Tras el periodo napoleónico en el que la localidad dependió de Perugia, pasó a formar parte de Italia después de un plebiscito de anexión (1860).

Qué ver en Corciano

En Corciano, puedes ver algunos monumentos significativos que puedes incorporar a una pequeña ruta autoguiada siguiendo un itinerario muy evidente en su casco antiguo. Así, puedes ver:

-Iglesia y convento de San Agustín. La iglesia y el convento de San Agustín es uno de los monumentos agustinos más importantes de toda la Umbría. Están situados en una colina contigua a Corciano. Su construcción fue encargada por el papa Juan XXII en 1334. La iglesia original gótica fue objeto de remodelaciones a lo largo de los siglos. A mediados del siglo XVIII, se realizó la intervención más importante, que cambió radicalmente el interior.

En ese tiempo, se introdujo una magnífica cornisa de estuco que se puede ver en el ábside y en los altares del templo, incluyendo el primero de la izquierda dedicado a la Virgen del Carmen. También hay que pararse a ver cuatro esculturas de santos con valor artístico, las de San Macario, San Miguel Arcángel, San Sebastián y San Roque. La Iglesia de San Agustín de Corciano es propiedad del Estado italiano y de su Fondo de Culto del Ministerio del Interior.

-Castillo de Pieve del Vescovo. Una antigua residencia de verano del cardenal Fulvio Corgna y de los obispos de Perugia, incluido el que luego sería el papa León XIII.

-Apartamentos Rigo. Un complejo de apartamentos obra de Renzo Piano inspirado en el famoso Cubo de Rubik. Se trata de edificios prefabricados en hormigón armado e instalados entre los años 1979 y 1982 y tras el terremoto de Friuli. No obstante, las exigencias de algunas pretensiones oficiales variaron el alcance del concepto formal del proyecto.

Así, con este curioso patrimonio histórico artístico te puede recibir Corciano si aceptas visitar Perugia y sus alrededores, como en los tours en Roma extendidos, como excursiones de un solo día en los alrededores de Roma, como los que te ofrece el portal especializado Viajararoma.com. Echa un vistazo si no a la propuesta de tour gastronómico chianti y Umbría. Ya verás.

http://www.viajararoma.com/entretenimiento-en-roma/tour-gastronomico-chianti-y-umbria/

Iglesia y Convento de San Agustín en Corciano.

Iglesia y Convento de San Agustín en Corciano.

Te gustará también leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *