Miércoles, 26 de Julio de 2017
Guias.Travel+en Google+ Guias.Travel
Estás aquí :
Guias.Travel > Blog > Descubre la roca que hizo Roma, piedra a piedra
+20.000.000 usuarios ya han disfrutado nuestras guías

Descubre la roca que hizo Roma, piedra a piedra

Algo que siempre me ha llamado la atención es la homogeneidad de los materiales constructivos de muchos grandes monumentos. Me refiero a los bloques con los que se levantan pirámides, iglesias, anfiteatros o palacios.

No hay mucha ciencia en ello, en tiempos en los que resultaba difícil y costoso trasladar cargas pesadas, las piedras se sacaban de canteras cercanas o simplemente se obtenía de otras construcciones abandonadas. Sin embargo, sí me parece interesante lo que cuenta cada una de esas piedras, su origen y cualidades mecánicas aptas o no para levantar grandes construcciones y para resistir el paso del tiempo.

Y en esa idea, que ya te digo, me fascina, me gustaría hablarte del travertino, la piedra de color ocre y de aspecto poroso que se usó para construir los edificios de la Roma antigua y luego de palacios e iglesias y que son parte del paisaje pétreo de la capital de Italia y aún de los de las ciudades de los alrededores.

El travertino es una roca formada en ambientes kársticos ¿qué qué es eso de karstico? Pues un proceso químico por el cual la roca caliza natural que forma depósitos queda disuelta por la acción del agua. Proceda de donde proceda.

Seguro que has visto esos paisajes kársticos interiores en cuevas excavadas bajo la superficie y por la acción del agua y formando doseles y columnas de estalactitas y estalactitas. En condiciones apropiadas, como las de aguas termales y cascadas, el travertino llega a formar capas paralelas ondulantes de un blanco amarillento que hasta resultan suaves al tacto.

Esa piedra travertina procedía de una zona cercana a Roma, de unas canteras situadas en la localidad de Tívoli, de ahí el nombre por el que también se la conoce, Piedra de Tívoli. Un lugar, que, como no podía ser de otra manera, se situaba junto a un río, el Aniene (el Anio romano) y estaba lleno de cursos de agua en cascadas.

En la zona aún se pueden ver hoy día los restos de las antiguas canteras de travertino, con la que fueron levantados bloque a bloque el Coliseo de Roma o la Basílica de San Pedro.

Para descubrir el travertino sólo tienes que mirar de cerca cada uno de los monumentos antiguos de Roma, para verlos en su conjunto, lo más natural es dejarse llevar en recorridos guiados que te ofrezcan toda su historia y ese punto de conocimiento que no olvidarás.

¿Una recomendación? los tours de Roma del portal Viajararoma.com. Pica en el enlace para saber mucho más de la piedra que hizo todo un imperio colosal: http://www.viajararoma.com/entretenimiento-en-roma/.

Descubre la roca que hizo Roma, bloque a bloque.

Basílica de San Pedro de Roma

Basílica de San Pedro de Roma

Recursos para el Viaje:

Hoteles: http://www.guias.travel/ver/?city/it/rome.es.html
Vuelos: http://www.guias.travel/vuelos/
Tours y Actividades para hacer en Roma: http://www.guias.travel/ver-tours/?Roma/d511-ttd
Guía turística de Roma: http://www.viajararoma.com

Te gustará también leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *