Viernes, 26 de Mayo de 2017
Guias.Travel+en Google+ Guias.Travel
Estás aquí :
Guias.Travel > Blog > Foligno, una guinda perfecta para Perugia y su chianti
+20.000.000 usuarios ya han disfrutado nuestras guías

Foligno, una guinda perfecta para Perugia y su chianti

Foligno puede ser un hermoso desvió en cualquier ruta por la Umbría, en particular si visitamos Perugia. Una guinda tras saborear Perugia, su chianti, los quesos y aceites de la región central de Italia, como la experiencia que ofrece el portal Viajararoma.com. Una guinda muy noble para Perugia y su chianti.

Foligno es una de las ciudades históricas de Italia. Ubicada en la provincia de Perugia, se acomoda en el centro de la Umbría, justo en el que el río Topino abandona el sistema de los Apeninos para extenderse en una llanura que es cuenca hidrográfica de otro río, el Cliturno.

Foligno dista de Perugia unos 40 kilómetros y 10 kilómetros de Trevi, otra de las localidades atractivas y con más historia de la Umbría. Foligno es un importante centro de distribución viaria y ferroviaria en el centro norte de la península italiana.

Foligno ofrece al visitante un cuidado centro antiguo medieval superviviente de los bombardeos aliados de la Segunda Guerra Mundial y con los que fue castigado su cinturón industrial Por contra, y muy significativamente, apenas existen rastros del pasado romano.

Pero ¿qué te recomendaría ver en Foligno? Te comento los hitos de su patrimonio que merecen una parada y algo más:

-Palazzo Comunnale. El edificio del ayuntamiento. La construcción original es del siglo XIII, aunque fue reconstruido varias veces en los siglos XVI y XVII. Su fachada actual es neoclásica (1835-1836), pero, si te fijas en su campanario, podrás comprobar que es el original del siglo XIII.

Dante en su imprenta

-Palazzo Orfini. Está ubicado junto al ayuntamiento. Es de estilo renacentista, su fachada es de 1507 y debe su nombre a Emiliano Orfini, que abrió en el edificio una de las primeras imprentas de Italia en 1470. En esa imprenta se imprimió en 1472 la ‘Divina Comedia’ de Dante, bajo la supervisión de Johann Neumeister, uno de los discípulos de Gutenberg. Se trata del primer libro impreso en lengua italiana. La imprenta original se encuentra en el Oratorio de Nunziatella.

-El Duomo o Catedral de San Feliciano (1133-1201). La catedral es un edificio de estilo románico, aunque el interior es muy posterior, del XVIII. En ese interior podrás descubrir una copia del baldaquino original de San Pedro de Roma obra del arquitecto italiano Gian Lorenzo Bernini.

-Iglesia de Santa Maria Infra Portas. La de Infra Portas es la construcción religiosa más antigua de Foligno. Fue levantada en el siglo XI.

Palazzo Trinci

-Palazzo Trinci. Construido entre 1389 y 1407, es hoy el museo arqueológico de Foligno. No tienes que dejar de ver la colección de fotos antiguas de la ciudad y la pequeña exposición multimedia de justas y torneos.

La fachada del Palazzo Trinci fue reconstruida en estilo neoclásico tras los terremotos que asolaron Foligno en 1831 y 1832. El palazzo conserva unos frescos de principios del siglo XV que algunos especialistas atribuyen al pintor Gentile Fabriano.

Otros palacios de Foligno que debes incluir en tu ruta por el patrimonio de la ciudad son los de Cantagilli (siglo XV), el Palazzo Morotti (XVII), el Palazzo Roncalli (XVI), también en el Corso Cavour.

-Ospedale Vecchio. El Hospital Viejo es un palacete renacentista construido entre los años 1517 y 1520 que ofrece una zona porticada hermosa. Once arcos encadenados sobre el Corso Cavour.

-Iglesia de S. Agostino. Está situado en la Piazza Garibaldi. Su curiosa fachada de ladrillo presenta unas igualmente poco comunes columnas corintias como ornamento.

-Iglesia de San Salvatore. Su color rojizo llama poderosamente la atención, tanto como sus arcos ojivales, los que dan a la Piazza Garibaldi.

-Iglesia del Sufragio. Levantada en el siglo XVIII sobre planta de cruz griega, su fachada clásica presenta columnas dispuestas, en esta ocasión, en orden jónico.

Oratorio de Nunziatella

-Oratorio de Nunziatella. Renacentista y atribuido a Francesco di Bartolomeo da Pietrasanta. Fue levantado para conmemorar un milagro ocurrido en Foligno en 1489. Su altar recoge obras pictóricas de varios periodos, pero, por encima de todas las piezas, destaca ‘El Bautismo de Jesús de Perugino’ (1507). Un fragmento de la milagrosa imagen de la virgen hay que buscarlo en el tabernáculo de madera sobredorada que hace de eje en el altar. Tampoco hay que dejar de ver la imprenta Orfini original del siglo XV que ya te comenté.

-Abadía de Sassovivo. Si quieres ampliar un poco más la visita a Foligno, tal vez debas incluir a la Abadía de Sassovivo, a cinco kilómetros del centro de la ciudad. Se trata de una construcción del primer cuarto del siglo XIII, con un claustro con una interesante arquería medieval y una decoración pictórica con frescos que merece la pena descubrir.

¿Te animas a visitar Foligno? Tienes a tu disposición un tour gastronómico en la Umbría en el citado portal Viajararoma.com que te encantará. Excursiones de un solo día en los alrededores de Roma que incluyen un viaje a la Umbría.

http://www.viajararoma.com/entretenimiento-en-roma/tour-gastronomico-chianti-y-umbria/

Foligno, Piazza della Republica.

Foligno, Piazza della Republica.

Te gustará también leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *