Jueves, 19 de Octubre de 2017
Guias.Travel+en Google+ Guias.Travel
Estás aquí :
Guias.Travel > Blog > Hotel de Postes de Chartres, un topic 1800 con corazón de hormigón
+20.000.000 usuarios ya han disfrutado nuestras guías

Hotel de Postes de Chartres, un topic 1800 con corazón de hormigón

El Hotel de Postes de Chartres, la central de Correos de la ciudad, ofrece una acertada perspectiva de la época en la que se construyó. Fue diseñado por un arquitecto comprometido con la finalidad social de los edificios públicos, se levantó en una época de importantes cambios tecnológicos, y, en apariencia, sólo en apariencia, su perfil parece rememorar la estética caduca decimonónica de las viejas construcciones eclécticas. Pero sólo por fuera, la estructura del edificio de la central de Correos de Chartres se hizo entre 1919 y 1928 con un revolucionario armazón de hormigón armado, todo un desafío para su tiempo.

Tras la Primera Guerra Mundial, y como consecuencia de ella, se produjo en Europa y en los países más desarrollados del mundo, un notable avance en las comunicaciones. Las terrestres y las relacionadas con los medios de comunicación. La radio, llamado en los primeros años del siglo, telegrafía sin hilos (TSH), el teléfono, los vehículos a motor o el avión, sustituyeron a las postas de caballos, al transporte exclusivamente ferroviario y también en gran medida al telégrafo.

Más medios, más complejidad en los servicios de comunicación obligaron a muchas ciudades importantes de Francia a centralizar los servicios en un único edificio y dimensionarlos para acoger departamentos en los que ofrecerlos a un público que comenzaba a demandarlos de manera creciente.

Así se levantaron nuevas centrales de correos, como la de Chartres, que paradójicamente se inspiraban no en diseños de arquitectura de vanguardia, sino en viejos esquemas eclécticos que correspondían a otro tiempo. Una imposición de las autoridades que seguían aceptando las soluciones arquitectónicas eclécticas casi como una razón de Estado.

El nuevo -ahora viejo- edificio de Correos de Chartres se planeó en 1919, acabada la Gran Guerra. Curiosamente el conjunto se acomodó para levantarlo en el mercado de caballos de Chartres, todo un símbolo de los tiempos. Caballos suplantados por los nuevos medios de comunicación.

El lugar elegido, entre la Place des Epars y la Place du Chatelet, sirvió de asiento a los cimientos de un edificio que recreaba un viejo estilo neogótico pero que escondía, en cualquier caso, una extraordinaria novedad. Se fabricó con la revolucionaria técnica entonces del hormigón armado, ya muy usado y experimentado en los rascacielos de Estados Unidos, pero una novedad aún en Europa.

El edificio fue encargado a un arquitecto vanguardista de la época, Raoul Brandon (1878-1941). Nacido en una familia pobre, supo compensar los inconvenientes de su baja cuna con un talento innato.

A Brandon se le debe, además del Hotel Postes de Chartres, un conjunto de viviendas de bajo costo en la localidad de Bagnolet, otras viviendas con mucho encanto en el 172 de la Avenida du Maine, las del 1 y 2 de la calle Huymans, las del 199-201 de la de Charenton, estas últimas todas en París. Brandon también dejó una serie de lápidas y monumentos originales en el cementerio Pere Lachaise.

Comprometido con sus principios, Brandon se convirtió en político en los años posteriores a la Gran Guerra e inmediatamente anteriores a la Gran Depresión bajo las siglas de la Unión Socialista Republicana francesa. El tema más combativo de su acción pública, el que conocía muy bien, la política de viviendas sociales y el papel de los edificios públicos. Brandon fue un gran defensor de lo que en España hemos llamado ‘casas sociales’.

Volviendo al Hotel Postes de Chartres, el edificio más conocido de la producción del arquitecto Raoul Brandon, el conjunto no se terminaría hasta el año 1928. En la superficie de sus muros no hay que dejar de ver la serie de mosaicos cuyos motivos recogen precisamente la tecnología del tiempo en el que fue construido el edificio. Abandonado su uso, en 2005, el Ayuntamiento de Chartres lo adquirió para convertirlo en la mediateca que hoy es. Probablemente a Brandon le hubiera agradado la idea de esa transformación con un uso aún más social si se quiere.

Esa obra del tiempo de Brandon está disponible en cualquier visita a Chartres, como la que ofrece el portal Viajaraparis.com, excursiones de un solo día en los alrededores de París que disponen de tours en París y una extensión para visitar Chartres. Pica en en enlace para conocer todos los detalles:

http://www.viajaraparis.com/ciudades-para-visitar-cercanas-a-paris/chartres/

Hotel de Postes de Chartres.

Hotel de Postes de Chartres.

Te gustará también leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *