Domingo, 24 de Septiembre de 2017
Guias.Travel+en Google+ Guias.Travel
Estás aquí :
Guias.Travel > Blog > Monte Santa María Tiberina, una libertad Italiana con forma de tapón
+20.000.000 usuarios ya han disfrutado nuestras guías

Monte Santa María Tiberina, una libertad Italiana con forma de tapón

Monte Santa María Tiberina es un pequeñísimo pueblo del interior de la región de la Umbría que hoy no se intuye ni de lejos como heredero de un resplandeciente pasado.

Sus algo más de mil vecinos son herederos de una historia de independencia que se resistió al paso de los tiempos y a las imposiciones de imperios y señores. La historia de Monte Santa María Tiberina es una rara libertad italiana que sólo se dio entre microestados tapón, cuya misión era separar, y sólo separar, al gran Ducado de la Toscana de los Estados Pontificios.

Monte Santa María Tiberina fue un microestado independiente, o cuasi independiente, según las épocas. Fue el feudo del Marquesado de Monte desde el siglo XI, en la Alta Edad Media. Sin embargo, su situación entre los territorios de la Toscana y los Estados Pontificios italianos le dieron una inusual forma de gobierno, una monarquía de corto vuelo al frente de la cual figuró en el Renacimiento y en fechas posteriores los miembros de más edad de las familias Bourbon di Sorbello y Petrella, administradores de la vecindad del marquesado.

La independencia se tradujo en una carta de gobierno de la población, una legislación propia, con unas leyes de enjuiciamiento civil y criminal que adoptaban la pena de muerte para los delitos más graves y que protegía una ceca, una fábrica de la moneda en Monte Santa María Tiberina que ha hecho famosa entre las monedas raras a las ‘Montescas’ de Monte Santa María Tiberina.

Las leyes propias del territorio de Monte Santa María Tiberina permitían los duelos, algo que estaba terminantemente prohibido en otros lugares bajo excomunión del mismo papa. También se recogía el derecho de asilo, por el cual gentes perseguidas en otros lugares -y admitidos por su jurisdicción- podían residir con seguridad entre sus muros. Sin duda una norma con notables rendimientos económicos, políticos o estratégicos en la convulsa historia de la Italia central.

Los derechos ciudadanos del pequeño estado montesco se mantuvieron bajo alianzas, como la que se renovó ante el rey Leopoldo I en 1699 a cambio de una protección militar que el pequeño territorio no se podía permitir. Bajo esa condición, el marqués de Monte acudía cada año por San Juan Bautista para rendir pleitesía al Gran Duque de Florencia.

Qué ver

Pero ¿qué hay de interés en Monte Santa María Tiberina? Poco, pero genuino. Palacios y construcciones defensivas relacionadas con su condición antigua de estado. Veamos los más interesantes:

-Palazzo Boncompagni-Ludovisi. El palacio está situado en el lugar en el que se construyó una fortaleza en 1250. En los siglos XVI y XVII la construcción acabó reconfigurándose para formar cuatro edificios diferentes.

-Palacio del Marqués. Es el lugar fijado como residencia por los marqueses de Monte. LLama la atención una impresionante torre medieval. El balcón era el lugar elegido para dar a conocer a los ciudadanos cada una de las leyes propuestas en el momento de entrar en vigor.

-Pieve di Santa Maria al Monte. Templo restaurado en el siglo XVI que era capilla para los marqueses. En su interior se conservan las tumbas familiares de los gobernantes en una cripta. La virgen que preside la capilla del siglo XIV era la patrona del territorio montesano.

-Castillo Lippiano. En el recinto ubicado en la pequeña población de Lippiano residían los miembros de la familia de los Bourbon del Monte.

Si acudes a visitar Monte Santa María Tiberina, piensa en el calendario de fiestas local, cada primer domingo de agosto, y los cuatro días cercanos a esa fecha, se organiza una degustación de platos típicos de la zona. Cerdo y alubias con cortezas de cerdo.

Cada tercer domingo de octubre se organiza un festival de otoño, en el que también son celebradas diferentes degustaciones de productos locales de ese tiempo, castañas, setas y trufas. No hay que perderse los espectáculos folclóricos y los desfiles de los vecinos ataviados con indumentarias medievales.

Si te animas a ver Monte Santa María Tiberina para conocer el escenario de esta pintoresca micro monarquía feudal en la Umbría, echa un vistazo a los tours en Roma que te propone el portal Viajararoma.com, con excursiones de un solo día en los alrededores de Roma y extensiones como la de una ruta gastronómica en Umbría y chianti. Mucho que ver, más que saborear.

http://www.viajararoma.com/entretenimiento-en-roma/tour-gastronomico-chianti-y-umbria/

Fortaleza de Monte Santa María Tiberina.

Fortaleza de Monte Santa María Tiberina.

Te gustará también leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *