Lunes, 10 de Diciembre de 2018
Guias.Travel+en Google+ Guias.Travel
Estás aquí :
Guias.Travel > Blog > Museos Capitolinos de Roma: Miguel Ángel puso el envoltorio, el arte, lo demás
+20.000.000 usuarios ya han disfrutado nuestras guías

Museos Capitolinos de Roma: Miguel Ángel puso el envoltorio, el arte, lo demás

Los Museos Capitolinos fueron fundados a finales del siglo XV en Roma. Acogen una impresionante colección de arte y de vestigios romanos. Todo, en un entorno increíble, los dos palacios de las exposiciones permanentes fueron obra de Miguel Ángel. Miguel Ángel puso el envoltorio.

Los Museos Capitolinos están situados en lo alto de la Colina Capitolina, de ahí su nombre. Son una visita obligada para los que quieren descubrir la historia de la antigua Roma. Son también una oportunidad para ver de cerca los mejores tesoros de la Ciudad Eterna.

Los museos están en dos palacios situados uno frente al otro, el Palazzo dei Conservatori, el (Palacio de los Conservadores), y el Palazzo Nuovo (Palacio Nuevo). Como te decía, son obra de Michelangelo Buonarroti que los diseñó en 1536, aunque tardarían más de cien años en completarse en su totalidad. Los museos están unidos bajo tierra por un túnel subterráneo que lleva al antiguo Tabularium.

Los orígenes de los museos se remontan un poco más atrás en el tiempo, hacia 1471, cuando el papa Sixto IV donó una colección de bronces antiguos a la ciudad que decidió colocarlos en el exterior del Palazzo dei Conservatori para que la gente pudiera verlos. Más tarde, estas obras fueron exhibidas en el interior del palacio junto a otras piezas antiguas.

Hacia 1650, se terminó el Palazzo Nuovo, pasando las colecciones a repartirse en los dos edificios. Los museos son ahora propiedad de la ciudad de Roma.

Palazzo dei Conservatori

El nombre de Conservatori viene del italiano y se traduce por magistrados, por ser este edificio una sede judicial romana. En el Palazzo dei Conservatori, se pueden ver trozos de la estatua colosal del Emperador Constantino que se situaba en la Basílica de Majencio en el Foro de Roma. Sólo se conservan las partes de mármol de la estatua del siglo IV. El resto, el torso, las piernas y los brazos estaban hechos de bronce y de madera cubierta de tela.

En el interior del palacio, se puede ver también nueve salas que están decoradas con frescos, pinturas y tapices. Estas estancias fueron utilizadas como oficinas por los magistrados (los comentados conservatori, en italiano). La sala más grande es el Salone di Orazi e Curiazi, que está decorado con escenas de la historia de Roma. No hay que dejar de ver en ella la estatua del Papa Urbano VIII de Bernini.

Una de las estatuas más famosas de los Museos Capitolinos es la llamada Spinario, una estatua de bronce de un niño que intenta quitarse una espina del pie. Se trata de una copia del siglo I aC de un original griego del siglo V aC desaparecido. También hay que buscar un momento para disfrutar de la estatua de la Lopa Luperca amamantando a Rómulo y a Remo. Esta figura de bronce fue añadida a las colecciones en el siglo XV.

En las salas de los Horti Lamiani hay un busto del emperador Cómodo como Hércules de finales del siglo II que fue descubierto en 1874 en los Jardines de Lamiani.

La zona de Marcus Aurelius Exedra es una moderna ampliación acristalada del museo que contiene la estatua ecuestre del emperador. La figura estaba situada en la Piazza Campidoglio hasta que en 1981 fue reemplazada por una réplica para preservarla.

En el segundo piso del museo, se encuentra la galería de pinturas que contiene pinturas desde el siglo XIV hasta finales del siglo XVII. Obras de arte de grandes maestros como Velázquez, Tiziano, Rubens, Van Dyck, Tintoretto o Caravaggio. Entre las piezas más destacadas están ‘La Adivina’ de Caravaggio, el ‘Juan Bautista joven’ también del mismo autor, el retrato de un ballestero de Lorenzo Lotto y el retrato de dos pintores de Anthony van Dyck.

Finalmente, también en el segundo piso del Palacio dei Conservatori, se puede ver una colección de porcelana y al otro lado del edificio, en el Palazzo Caffarelli, hay un gabinete de monedas con una colección de dinero antiguo, medallas y joyas propiedad de la ciudad de Roma.

Palazzo Nuovo

El nuevo palacio fue construido a mediados del siglo XVII sobre, como te comentaba, un diseño de Miguel Ángel. Todo, para complementar el Palacio dei Conservatori y se abrió al público en 1734. Tiene dos pisos llenos de objetos romanos antiguos como estatuas, sarcófagos, bustos y mosaicos.

Se pueden ver también varias esculturas notables también en esta parte de los Museos Capitolinos. La más famosa es probablemente el ‘Galo moribundo’, una estatua que fue descubierta en los jardines del César junto con la estatua del ‘Suicidio de Gálata’ que ahora se encuentra en el Palacio de Altemps .

Otra estatua que hay que tener en cuenta en el Palacio Nuovo es la ‘Venus Capitolina’, muy bien conservada. Se trata de una estatua romana copia de un original griego. En medio del Salón del Fauno del palacio, hay una estatua de mármol rojo de un fauno borracho del siglo II.

En el Gran Salón, la sala más grande del Palazzo Nuovo, hay varias estatuas interesantes, incluidas dos estatuas de centauros que se encontraron en la Villa de Adriano en Tívoli. Son conocidos como el ‘Centauro Antiguo’ y el ‘Centauro Joven’. Procedente de la misma villa, se puede ver el ‘Mosaico de las Palomas’, un hermoso mosaico del siglo II. Una gran colección de más de cien bustos antiguos se muestran en el Salón de los Emperadores y en el Salón de los Filósofos.

Además de los dos edificios principales de los Museos Capitolinos, existe una galería subterránea, la Galleria Congiunzione, que une ambos palacios bajo tierra. El túnel subterráneo alberga la Galleria Lapidaria, una colección de epígrafes antiguos.

El túnel está vinculado al Tabularium, un edificio de la antigüedad que solía albergar los registros oficiales de Roma. En la Edad Media, el Palazzo Senatorio (Palacio de los Senadores) se construyó sobre el Tabularium. Algunos restos de los antiguos templos aún se pueden ver en el mismo lugar. La Galería Tabularium ofrece excelentes vistas del Foro Romano para las que hay que tomarse un tiempo de relax.

Centrale Montemartini

Una selección de las esculturas antiguas de los Museos Capitolinos se encuentra ahora en exposición en la Centrale Montemartini, una antigua central termoeléctrica. En 1997, el complejo de los Museos Capitolinos se estaba renovando, por lo que una selección de las esculturas se exhibió temporalmente en la central eléctrica. La exposición fue tan exitosa que se decidió mantener las esculturas allí de forma permanente y crear un nuevo museo, el Museo Centrale Montemartini.

Si quieres ver los Museos Capitolinos, tu oportunidad puede estar en el portal Viajararoma.com, que te ofrece excursiones de un sólo día en los alrededores de Roma y mucho más. Clica en el enlace para ver más detalles: www.viajararoma.com

Palazzo dei Conservatori

Te gustará también leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *