Sábado, 27 de Mayo de 2017
Guias.Travel+en Google+ Guias.Travel
Estás aquí :
Guias.Travel > Blog > Pásate el Magere Brug, el puente de alas de Ámsterdam
+20.000.000 usuarios ya han disfrutado nuestras guías

Pásate el Magere Brug, el puente de alas de Ámsterdam

El Magere Brug, ‘El Puente Delgado’ de Ámsterdam, es considerado por muchos como el paso sobre los canales más hermoso de la ciudad y de todos los que cruzan el río Amstel. Y éso que la capital holandesa suma más de 1.200 puentes. El puente está situado entre los canales de Prinsengracht y Keizersgracht .

Y tan hermoso como el Magere Brug tal vez sea la evocadora historia que cuenta sobre su origen. Se dice que unas hermanas Mager vivían en márgenes opuestas del río Amstel. Con el fin de hacer más fáciles las visitas entre ellas, construyeron el puente. Y Mager, el apellido de las hermanas, significa delgado en holandés.

Pero, a pesar de lo dulce de la historia, lo cierto es que el puente es delgado, más bien estrecho, y que casi siempre ha sido así. Dos peatones no podían cruzar al mismo tiempo con holgura. Por éso se llama así no por otra cosa. Casi siempre, porque el paso sobre el río Amstel original del siglo XVII fue reemplazado por otro puente más ancho en 1871 que fue demolido a su vez en 1934 y que es el que se puede ver en su sitio en la actualidad. La estrechez del paso sólo está en el nombre.

Diseño original

El diseño del Magere Brug es conocido técnicamente por su solución de apertura original, se trata uno de los pocos pasos planeados con un sistema basculante para autoequilibrarse que existen en la capital holandesa.

La pasarela del puente consta de dos secciones de paso abatibles que se pueden abrir por separado o al mismo tiempo con la ayuda de unos contrapesos. Por lo general se abaten al mismo tiempo. Lo que le da un pintoresco aspecto alado cuando se levantan las pasarelas. Y es que la mayor parte de los puentes de Ámsterdam que se alzan para dejar pasar al tráfico de los canales sólo yergue una pasarela.

Como consecuencia de su situación en el río, y, debido al tráfico rodado y fluvial que se registra sobre él y bajo él, el puente se abre y se cierra con mucha frecuencia. Normalmente, cada veinte minutos. Hasta el año 1996, el Magere Brug se abría a mano, hoy lo hace de manera automática.

¿Te animas a ver el Magere Brug?. Puedes hacerlo, puedes atravesarlo volando a Ámsterdam. Por ejemplo, con los tours en la capital holandesa que te ofrece el portal Viajaramsterdam.com, que incluyen excursiones de un solo día en los alrededores de Ámsterdam y mucho más. No te lo pienses. Pica en en enlace para tener más detalles: www.viajaraamsterdam.

Magere Brug.

Magere Brug.

Te gustará también leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *