Lunes, 10 de Diciembre de 2018
Guias.Travel+en Google+ Guias.Travel
Estás aquí :
Guias.Travel > Blog > Pórtico de Octavia, algo así como un porche multiusos
+20.000.000 usuarios ya han disfrutado nuestras guías

Pórtico de Octavia, algo así como un porche multiusos

El Pórtico de Octavia es un monumento de la antigua Roma poco conocido. Se trata de una portada del siglo II aC que cerraba y que era, al mismo tiempo, el acceso a los templos de Juno Regina y Júpiter Estator. Los restos del Pórtico de Octavia fueron reconstruidos casi por completo bajo los emperadores Septimio Severo y Caracalla y debe su nombre a una de las hermanas de Augusto. Como porche aislado y semiderruido, el Pórtico de Octavia tuvo todo tipo de usos.

La zona donde se encuentra el Pórtico de Octavia fue organizándose de forma gradual a lo largo del tiempo. En el 179 aC el censor Marco Emilio Lepido construyó en el sitio un templo dedicado a la diosa Junio Regina en el que destacaba una estatua preferente. El Templo de Júpiter llegó después, en el 143 aC. Fue levantado por Quinto Cecilio Metello tras una victoria sobre los macedonios. Fue el primer edificio sagrado construido enteramente en mármol.

Para cerrar estos conjuntos, se diseñó un pórtico, el Pórtico Metello, una estructura cerrada por cuatro lados que se adornó con esculturas griegas traidas a Roma como botín de guerra.

Pero entre los años 27 y 33 aC, el pórtico fue reconstruido totalmente. La rehabilitación fue financiada con los fondos obtenidos en otra victoria, esta vez del emperador Octavio y sobre los dálmatas. Octavio dedicó la estructura a su hermana Octavia, de ahí el nombre. El pórtico fue ampliado y se le añadieron dos bibliotecas, una para escritos griegos y otra para latinos.

En el año 80, la construcción sufrió daños por un incendio y probablemente fue restaurada por Domiciano. Fue nuevamente reconstruido en el 203 por haber sufrido otro fuego, como decía, en tiempos de Septimio Severo y Caracalla, en el 442, parte de su estructura cayó por efecto de un terremoto. Las columnas de la entrada fueron afectados y fueron sustituidos por arcos.

Ya en tiempos cristianos, hacia el año 770, el espacio entró a formar parte de un templo, de la Iglesia de San Pablo y, con el tiempo, la zona se vio englobada dentro del barrio judío de Roma (1555).

Durante la Edad Media, el propíleo del Pórtico de Octavia fue utilizado como mercado de pescado y una inscripción lo recuerda en la fachada. El mercado fue finalmente trasladado a la Piazza San Teodoro en 1885.

Descripción

El Pórtico de Octavia tiene en la actualidad dos lados iguales simétricas con cuatro columnas que destacan entre capiteles de orden corintio, que presentan una curiosidad, en vez de incluir una hoja de ábaco, tienen águilas. En el arquitrabe, una inscripción recuerda la restauración de Septimio Severo y Caracalla.

La ausencia de techado permite ver la parte interior del frontón en el que se usó muchos bloques de piedra de estructuras anteriores del mismo conjunto. La entrada presenta paredes de ladrillos que en otro tiempo estaban cubiertas con losas de mármol blanco. Incluso los pilares y el intradós estaban cubiertos con mármol. Tras la fachada, el material es menos noble, utilizándose toba volcánica recubierta con estuco.

Como detalle curioso, los restos del Templo de Juno Regina son visibles en el interior de las casas cercanas, entre ellos dos columnas y un arquitrabe de travertino.

Si quieres ver el Pórtico de Octavia, lo tienes fácil con las opciones que te ofrece el portal especializado Viajararoma.com que incluye excursiones de un solo día en los alrededores de Roma. Clica en el enlace para más detalles: www.viajararoma.com

Pórtico de Octavia.

Te gustará también leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *