Viernes, 21 de Julio de 2017
Guias.Travel+en Google+ Guias.Travel
Estás aquí :
Guias.Travel > Blog > Si te va la curiosidad, visita el Museo de la Ciencia de Londres
+20.000.000 usuarios ya han disfrutado nuestras guías

Si te va la curiosidad, visita el Museo de la Ciencia de Londres

El Museo de la Ciencia de Londres es una exhibición permanente tematizada que ilustra la historia de la ciencia y de la tecnología desde el siglo XVIII hasta la actualidad. El museo incluye una gran variedad de temas, desde motores a los viajes espaciales, desde la informática a la medicina.

Creo estar en lo cierto si te digo que incluso mucha gente que apenas tiene interés por la ciencia encontrará en el museo algo que le despertará la curiosidad. Ya sean los impresionantes motores de vapor, los cohetes espaciales, las cámaras térmicas, los equipamientos mecánicos o algunas piezas extrañas o curiosas como la primera máquina dispensadora de té automática del mundo o un reloj de bolas.

Pero el Museo de la Ciencia de Londres va más allá cuando propone a los visitantes vivir experiencias. Por ejemplo, experimentar con la luz, volar en un simulador de vuelo o jugar con los juegos de ordenador más antiguos.

Historia

El Museo de la Ciencia de Londres se creó en 1909, cuando la colección de ciencia del museo V & A se convirtió en una muestra independiente. En 1913, el museo se trasladó a un edificio propio, una construcción neoclásica de grandes proporciones diseñada por el arquitecto Richard Allison.

Allison tuvo el acierto de crear interiores amplios con el aspecto de almacenes, ideales para la exhibición de grandes máquinas. Con el paso del tiempo, las colecciones del museo ido incrementándose, sobre todo a partir de la década de 1980, cuando se adquirió la colección del Wellcome Museum de Historia de la Medicina.

En 2000, el Museo de la Ciencia de Londres fue ampliado con un nuevo ala, el Wellcome Wing, que incrementó en 10.000 metros cuadrados la superficie de exposición, añadiendo un cine IMAX 3D a la oferta de exhibición.

Gracias a su estructura interior abierta, el museo es muy fácil de recorrer. El edificio principal tiene siete pisos, cada planta contiene varias galerías que cubren diferentes temas de ciencia.

Debido a su tamaño, el museo resulta casi imposible verlo de una sola vez. Por lo que puede ser una buena idea conseguir un plano de sus salas. Planos que se pueden obtener en la entrada principal. Lo demás, hacer una selección de las galerías en función del interés.

Otra zona interesante del Museo de la Ciencia de Londres es el sótano, donde se encuentran salas que explican el funcionamiento básico de la ciencia. El ‘Garden’ (‘El Jardín’), introduce en los principios de la ciencia a los visitantes más pequeños, niños de entre tres y seis años. En el ‘Garden’, ellos pueden experimentar mediante un serie de palancas con el agua, con la luz o con los sonidos.

El sótano también es el lugar en el que se puede conocer la tecnología que se esconde detrás de los elementos más comunes que se pueden encontrar en el hogar.

La planta baja suele ser el lugar más concurrido de la muestra, porque alberga algunas de las piezas de mayor tamaño del museo. Entre ellas, el motor de un gran molino, que, desde 1903 hasta 1970, se utilizó para generar energía con la que mover los mecanismos de 1.700 telares al mismo tiempo.

Otra de las galerías más populares de museo es la de la Exploración del Espacio donde se pueden ver cohetes reales y trajes espaciales. Otra muestra es la de objetos que fueron claves en la evolución de la ciencia moderna, allí se pueden ver la locomotora más antigua del mundo, un modelo de Ford T, ordenadores personales o superordenadores.

Las plantas una a una

En la primera planta se pueden ver todo tipo de materiales desde el punto de vista científico. Desde la cerámica a la fibra. Con ellos, se intenta ofrecer una idea de como se aprovechan y de sus propiedades, al tiempo que se muestran los progresos de los últimos cien años en cada uno de ellos. En las salas del primer piso, por ejemplo, se puede ver como se ha pasado del telégrafo a los teléfonos móviles.

Otras galerías del mismo nivel muestran la historia de la agricultura, el estudio del cosmos o la medición del tiempo a través de los siglos con el apoyo de una impresionante colección de relojes de sol y mecánicos.

En el segundo piso se abordan los problemas energéticos del mundo y su dependencia de los combustibles fósiles. Otra galería gira su temática alrededor del mundo digital y su historia, con especial atención a las matemáticas, la música electrónica y la evolución de los ordenadores. Una de las piezas estrella de este nivel es un dispositivo de computación mecánica diseñado en el siglo XIX.

Una gran parte de la tercera planta del Museo de la Ciencia de Londres está ocupada por la aeronáutica. En ella se puede ver una réplica exacta del primer avión de los hermanos Wright. En la misma planta, el Launchpad, ofrece una experiencia interactiva para los niños y una visión general de la ciencia en la época de la Ilustración, en el silgo XVIII.

Las plantas cuatro y cinco están reservadas para la exposición de la colección Henry Wellcome, que muestra la evolución de la medicina desde el Neolítico hasta nuestros días. En las salas se puede ver el microscopio que usó Louis Pasteur, los dientes postizos del presidente George Washington o las formas en las que se operaba desde la antigua. Algunos paneles ofrecen información también sobre la historia de la veterinaria.

Las galerías de la Wellcome Wing están conectadas con la planta baja del edificio principal. En ellas, el tema es la ciencia contemporánea y los cambios vertiginosos de las tecnologías en el mundo actual.

Los niños pueden experimentar la base en la que se mueve la genética y los adultos sentirse intrigados por una experiencia interactiva que lleva por título ‘Quién soy yo’, en la que se pone de relieve los rasgos que nos definen como somos. En la segunda planta de este ala, se ofrece una visión sobre los debates alrededor del cambio climático, así como un acercamiento a la exploración de las tecnologías del futuro.

¿Que te parece visitar el Museo de la Ciencia de Londres?. Si quieres, puedes ver cómo incluir la visita en tu próximo viaje a Londres. Sí, con los recursos que te ofrece el portal Viajaralondres.com, excursiones de un solo día en los alrededores de Londres, y mucho más. Pica en el enlace para ver más detalles: www.viajaralondres.com

 

Museo de la Ciencia de Londres.

Museo de la Ciencia de Londres.

Te gustará también leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *