Sábado, 27 de Mayo de 2017
Guias.Travel+en Google+ Guias.Travel
Estás aquí :
Guias.Travel > Blog > ¿Te gustan los caballos?, entonces te fascinará el Royal Mews
+20.000.000 usuarios ya han disfrutado nuestras guías

¿Te gustan los caballos?, entonces te fascinará el Royal Mews

Los visitantes que acuden a ver Buckingham Palace en Londres tienen la opción de visitar las Caballerizas Reales, el Royal Mews, uno de los establos más espectaculares del mundo. Bueno, es un museo sobre el transporte de la realeza británica a lo largo de los siglos. En el Royal Mews podrás ver desde vehículos fuera de serie, lujosos y únicos, a la estrella de la exposición, una magnífica carroza de oro.

El Royal Mews es la sede del departamento de la Casa Real británica que proporciona transporte por carretera a la familia real, para ello cuenta con dos coches oficiales, carruajes para caballos para la reina y para otros miembros de su familia.

El Royal Mews fue fundado por el rey Jorge III cuando compró el Palacio de Buckingham en 1760, el lugar siempre ha sido una parte importante de la residencia, incluso en tiempos más modernos cuando los carruajes se han sustituido por automóviles.

El aspecto que tiene actualmente el Royal Mews es fruto de la remodelación acometida por el arquitecto John Nash en 1820 cuando amplió el palacio. La remodelación de la zona de los establos guarda relación con la importancia que la realeza le daba a sus caballos.

Cuando la reina Victoria subió al trono en 1837 y trasladó su residencia a Buckingham Palace, el Royal Mews fue nuevamente reformado. A lo largo de los últimos doscientos años, se han ido añadiendo más dependencias, como la de la escuela de equitación, la fragua, y, por supuesto, más establos para dar cabida a más caballos y más espacio para los coches y para las personas que se encargan de cuidar los caballos y sus familias. Sin embargo, en la actualidad, la mayor parte de los caballos reales están ubicados en Windsor Greys y Cleveland Bays, otras propiedades de la realeza británica.

Visita

Una visita al Royal Mews permite echar un vistazo a la exposición permanente de vehículos oficiales, a los carros y coches tirados por caballos, algunos de ellos muy raros. El más famoso de todos los coches de caballos es uno de oro propiedad de la familia real británica que se usa en ocasiones muy especiales como sucedió con la celebración de las Bodas de Oro de la Reina en 2002.

El coche de caballos dorado es de cuento de hadas, fue mandado a construir por el rey Jorge III en 1762 y está cubierto por pan de oro con un peso de 22 quilates. Su decoración de querubines, tritones y delfines es simplemente impresionante. Los paneles decorativos del carro fueron pintados por el artista italiano Giovanni Cipriani. El coche de caballos mide siete metros de largo, pesa cuatro toneladas y es arrastrado en las ceremonias en las que participa por un tiro de ocho caballos.

Las entradas para ver el Royal Mews permiten sufragar los gastos del mantenimiento del edificio y el cuidado de los animales que están alojados en su interior. Las visitas guiadas se prolongan desde el mes de marzo al de octubre y los sábados y los domingos están reservados para actividades familiares y eventos dirigidos a niños menores de once años.

Si quieres ver el Royal Mews, lo tienes fácil con las opciones que te ofrece el portal Viajaralondres.com, excursiones de un solo día en los alrededores de Londres y mucho más. Pica en el enlace para conocer todos los detalles: www.viajaralondres.com

Royal Mews.

Royal Mews.

Te gustará también leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *