Martes, 23 de Mayo de 2017
Guias.Travel+en Google+ Guias.Travel
Estás aquí :
Guias.Travel > Blog > Todo puede empezar en la Plaza de Cataluña
+20.000.000 usuarios ya han disfrutado nuestras guías

Todo puede empezar en la Plaza de Cataluña

La Plaza de Cataluña de Barcelona es la tercera de España en tamaño con sus 30.000 metros cuadrados de superficie. Su extensión ha acogido lo más granado de la cultura de la ciudad, sus tendencias, pero también ha sido punto de encuentro de movimientos políticos que buscaban un hueco en la vida y en los corazones de la gente. Para todos, su centralidad, su sentido referente y la cercanía a todos los lugares de interés de Barcelona fueron motivos sobrados para considerarla como un punto de encuentro a cualquier nivel. En Barcelona, cualquier cosa puede empezar en la Plaza de Cataluña.

La Plaza de Cataluña, al borde de las ramblas y del casco antiguo de la ciudad de Barcelona, es un buen punto de partida para conocer y reconocer todo lo que tiene de encantador y genuino la capital catalana.

Mi intención es comentarte algo de la historia de la Plaza de Cataluña. Un lugar que no iba para convertirse en plaza, pero a la que el uso dio la función.

La zona en la que se levanta la Plaza de Cataluña apenas era una desolada explanada situada anteportas de una de los accesos cerrados al núcleo urbano histórico de la ciudad de Barcelona. Desde esa explanada arrancaban los caminos que acercaban a los viajeros a las poblaciones de los alrededores, muchas de ellas, parte de los barrios de la ciudad actual o municipios vecinos.

Con el derribo de las murallas, la zona ganó importancia. Pero el gran plan director del renovado urbanismo de la ciudad, el Plan Cerdá de 1860, no reconocía la habilitación de ninguna plaza en el lugar. Es más, Cerdá dió a la Plaza de las Glorias ese papel protagonista, como cruce de calles, de avenidas y de zonas pobladas. Para el llano de la Plaza de Cataluña, si acaso, sólo se preveía la edificación de barrios periféricos.

Lo más curioso es que el plan que uno de los planes que no ganó el concurso, el llamado Plan Rovira de 1859, y que era el preferido del Ayuntamiento de Barcelona, sí recogía convertir el llano en una plaza modal.

La falta de definición de la Plaza de las Glorias en su papel central y la apropiación del llano como lugar para la venta de animales, la llegada y salida de carruajes, la colocación de barracas de feria y su cercanía con la zona de las ramblas, hizo que el Ayuntamiento de Barcelona recuperara la idea original que había apoyado en 1862.

La autorización definitiva llegaría tras la Exposición Universal de Barcelona de 1888. En 1889, el arquitecto Pere Falqués ganó el concurso para urbanizar el lugar como plaza que ya se llamaba Plaza de Cataluña sin existir.

La Plaza de Cataluña se configuró en dos etapas, una desde 1902, con la creación de una superficie circular cruzada por dos vías en equis, y otra en 1929 con motivo de la Exposición Internacional de 1929, de la mano de Puig y Cadafalch, Francisco Nebot y Joaquim Llansó en diferentes momentos. Ese es básicamente el aspecto que nos ha llegado hasta la actualidad.

Aquella plaza fue decorada con esculturas de gran nivel, como ‘La Diosa’ de Josep Clarà o ‘El Pastor’ de Pablo Gargallo. Más recientemente se han añadido otros elementos como el dedicado a Francesc Macià, obra de Josep Maria Subirachs (1991).

La Plaza de Cataluña contiene en su interior, bajo su superficie, toda una serie de galerías comerciales, habilitadas desde antiguo que son parte actual de la edificación Triángulo. Históricamente, los cafés de tertulias del subsuelo fueron una referencia cultural para la ciudad, esto es La Luna, El Suizo, El Colón y el Maison Dorée. Todos desaparecieron en esa función bajo la Dictadura del General Franco.

Un tiempo antes, la Plaza de Cataluña llegó a albergar varios espacios habilitados para espectáculos, como el Teatro del Buen Retiro (1876), el Circo Ecuestre Alegría (1879), el Teatro Eldorado (1887) y el Teatro Barcelona (1923).

La versión más funcional de la Plaza de Cataluña sigue estando en el subsuelo, en su estación de metro y de trenes de cercanías, y en los bordes de la zona ajardinada, donde paran o tienen salida y llegada diferentes líneas de autobuses urbanos.

La Plaza de Cataluña es el lugar de paso de diferentes tours en Barcelona, ideales para conocer Barcelona. En este sentido, te paso un enlace con información sobre uno de los que te recomiend del portal especializado Viajarabarcelona.org. Pica en el link: http://www.viajarabarcelona.org/tours-y-visitas-guiadas-para-grupos/visita-guiada-la-barcelona-antigua/.

Plaza de Cataluña, ni se sabía, ni se la esperaba.

Plaza de Cataluña.

Plaza de Cataluña.

Recursos para el Viaje:

Hoteles: http://www.guias.travel/ver/?city/es/barcelona.es.html
Hostales: http://www.quehostales.com/hostales/espana/barcelona/hostales-en-barcelona.html
Vuelos: http://www.guias.travel/vuelos/
Tours y Actividades para hacer en Barcelona: http://www.guias.travel/ver-tours/?Barcelona/d562-ttd
Guía turística de Barcelona: http://www.viajarabarcelona.org

Te gustará también leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *