Martes, 23 de Mayo de 2017
Guias.Travel+en Google+ Guias.Travel
Estás aquí :
Guias.Travel > Blog > ¿Vas a Roma? ¿te vas a perder una vista a Ciudad del Vaticano?
+20.000.000 usuarios ya han disfrutado nuestras guías

¿Vas a Roma? ¿te vas a perder una vista a Ciudad del Vaticano?

Ciudad del Vaticano es el país más pequeño del mundo. Ocupa un área de 0,44 kilómetros cuadrados y está completamente rodeada por la ciudad de Roma. Ciudad del Vaticano es, sobre todo, el centro espiritual para millones de católicos de todo el mundo.

Pero la Ciudad del Vaticano es igualmente un poderoso atractivo turístico gracias a la localización de algunos de los monumentos más populares e importantes de Roma, que incluyen la Basílica de Pedro y el Museo del Vaticano y su Capilla Sixtina.

Por lo general, se dice de Ciudad del Vaticano es es un estado-ciudad y a menudo se la llama la Santa Sede. En la Ciudad del Vaticano viven de manera estable casi 800 personas. Sacerdotes, monjas, miembros de la Guardia Suiza, dignatarios de alto rango y, por supuesto, el Papa. La Guardia Suiza es el cuerpo militar del pequeño territorio.

Sin embargo, el Vaticano no siempre fue tan pequeño. En el siglo XIX, el territorio papal, los Estados Pontificios, cubrían una superficie de 44.000 kilómetros cuadrados. La Unificación de Italia convirtió esos estados en parte de la nación en pocos años.

Con la eliminación de los Estados Pontificios, el poder del Papa fue abolido en esos territorios y finalmente fue confinado en la Ciudad del Vaticano. En 1929, el Tratado de Letrán otorgó a la Santa Sede una autonomía, haciendo oficial el gobierno del Papa en su pequeño territorio actual.

Plaza de San Pedro

Quienes se acercan a la Ciudad del Vaticano, suelen acceder por la Plaza de San Pedro. La plaza fue diseñada por Bernini durante los pontificados de Alejandro VII y de Clemente IX (1657-1667). Los visitantes de esta magnífica plaza (que en realidad es una elipse) son rodeados por dos enormes columnatas formadas por 284 columnas dóricas dispuestas en cuatro filas, en cuyo alto hay colocadas 140 estatuas de santos.

En el centro de la plaza, se sitúa un obelisco egipcio de algo más de 25 metros de altura que fue traído a Roma por el emperador Calígula en el año 38 y desde Heliópolis, una población situada en el Delta del Nilo. Dos fuentes se sitúan, a su vez, a cada lado del obelisco. La de la derecha es obra de Carlo Maderno, la de la izquierda, de Carlo Fontana.

La Plaza de San Pedro es un lugar preferente para escuchar al Papa, para recibir sus bendiciones o para participar de festividades religiosas tan marcadas en el calendario católico, como la Navidad o la Pascua.

La Basílica de San Pedro es la joya de la corona de la Ciudad del Vaticano. Se trata de la iglesia más importante del mundo. La piedra angular de este templo se colocó en 1506.

Los altares y monumentos destacados situados dentro de la iglesia son demasiado numerosos para mencionarlos, pero incluso quienes no están muy introducidos en temas artísticos no dudarán en impresionarse ante tanta magnificencia. Por ejemplo, por los trabajos de escultores-arquitectos como Bernini o Miguel Ángel, con su famosísima ‘Piedad’.

La cúpula de San Pedro es otra de las creaciones de Miguel Ángel. Para acceder a ella, hay que utilizar un ascensor que conduce al visitante hasta el techo de la basílica. Una vez allí, hay que subir 323 escalones para acceder al mirador de la cúpula, que es, como te puedes imaginar, uno de los mejores miradores de la ciudad de Roma.

Junto a la entrada de la basílica, suele haber grupos de los famosos guardias suizos. Son parte de la seguridad del Papa y de la Ciudad del Vaticano desde que en 1506, el Santo Padre invitara a soldados helvéticos a unirse a su guardia.

Para ser guardia suizo se debe ser, obviamente, suizo, ser católico y jurar fidelidad al Papa. Este juramento se hace cada año el 26 de mayo para conmemorar el saqueo de Roma del año 1527, cuando los guardias protegieron al Papa Clemente VII en su enclaustramiento en el Castel Sant’Angelo de Roma. De los 189 guardias suizos que custodiaban al Papa sólo sobrevivieron 42.

La Ciudad del Vaticano es la localización también de algunas de las colecciones de arte más importantes del mundo agrupadas bajo la denominación de Museos Vaticanos. Entre ellas, las pinturas de la Capilla Sixtina, el Apolo del Belvedere, la Estatua del Laoconte y sus Hijos o las obras de Rafael.

Ciudad del Vaticano es un lugar increíble, por lo que tienes que programarte de tal forma que no te pierdas nada si la visitas. Puedes comenzar por echar un vistazo a lo que te ofrece el portal Viajararoma.com, que incluye visitas al Vaticano y excursiones de un solo día en los alrededores de Roma. Pica en el enlace para conocer todos los detalles: www.viajararoma.com.

Ciudad del Vaticano.

Ciudad del Vaticano.

Te gustará también leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *