Miércoles, 26 de Julio de 2017
Guias.Travel+en Google+ Guias.Travel
Estás aquí :
Guias.Travel > Blog > Visita la iglesia más antigua de Brighton y escucha a sus muertos
+20.000.000 usuarios ya han disfrutado nuestras guías

Visita la iglesia más antigua de Brighton y escucha a sus muertos

La Iglesia de San Nicolás de Myra es la construcción más antigua de Brighton y es uno de los edificios más visibles de la población por su posición elevada en los cruces de las calles Church y Dyke Road, no muy lejos de las principales zonas comerciales de la ciudad.

El Domesday Book, un libro de asientos del reino fechado en 1086, ya recoge la existencia de la Iglesia de San Nicolás de Myra en la que entonces no se llamaba Brighton, sino Bristelmestune, un pequeño pueblo pesquero de la costa sur de Inglaterra. La ubicación de la iglesia y del pueblo en una zona en alto las hacía menos vulnerables a los ataques por mar, especialmente de los vikingos en la Alta Edad Media.

A pesar de su antigüedad, la iglesia que podemos ver se corresponde con las reformas de mediados del siglo XIV, aunque la torre contiene sillares normandos que probablemente se sacaron de la iglesia original. En su interior, no hay que dejar de ver la pila bautismal, tallada con piedra de Caen (Francia) alrededor de 1170.

La iglesia está compuesta por un templo de tres naves, con su capilla, a la que custodia una torre en su lado oeste. Se cree que la capilla es del siglo XV y que fueron extensiones muy comunes en su momento.

En junio de 1514, fuerzas invasoras francesas llegadas por mar arrasaron el viejo Brighton y sólo sobrevivió la iglesia. No obstante, el templo fue dañado seriamente por dos tormentas históricas que volvieron a destruir el pueblo. La gran tormenta de 1703 se llevó el techo y la de agosto de 1705 voló partes significativas de la iglesia que habían quedado.

A finales del siglo XVIII, Brighton se puso de moda como centro de salud, cuando un tal doctor Russell habló maravillas de los baños en el mar y sus argumentos fueron patrocinados por el príncipe regente. La creciente afluencia de público para pasar temporadas y bañarse en el mar dejó pequeña a la iglesia. Los cultos tuvieron que habilitarse ampliando el espacio con una serie de galerías situadas en el techo y a las que se accedía a través de escaleras exteriores.

Para aliviar la carga de actos religiosos del templo, en Brighton se construyeron hacia 1830 ocho iglesias más, pero las misas en la Iglesia de San Nicolás de Myra siguieron siendo muy populares. Diferentes problemas administrativos supusieron por aquellos años la degradación de la iglesia algunas de cuyas partes llegaron a amenazar ruina.

Sin embargo, los desperfectos se repararon a partir de 1852, tras la muerte del duque de Wellington que dejó un pequeño legado para arreglarla. El duque estuvo vinculado al templo. En la década de 1780, el militar había asistido a una escuela en la calle Nilo de Brighton y acudió con regularidad en aquellos años a las misas en San Nicolás.

Un arquitecto de moda, Richard Cromwell Carpenter, muy unido a la corriente del Movimiento de Cambridge y al Tractarianismo, fue el técnico elegido para reconstruir el templo en 1853 que fue terminado en 1854.

La reforma incluyó un nuevo techo, doblar el ancho de los pasillos originales, la reducción del tamaño de la capilla y la creación de un espacio para el órgano, así como la instalación de una nueva ventana en la zona este del templo. Para conmemorar el apoyo recibido por el duque de Wellington se erigió una cruz de piedra.

Cementerio

La Iglesia de San Nicolás de Myra está rodeada por un cementerio formado por tumbas antiguas, auque lleva décadas sin sepultarse en el lugar. El conjunto del cementerio más antiguo es el del capitán Nicolás Tattersell quién tomó el puerto de Shoreham a los franceses en 1651 y para el rey Carlos II.

Otro monumento funerario notable es el de los Weiss, de la firma John Weiss & Son, los fabricantes de instrumentos quirúrgicos. El patriarca de los Weiss fue enterrado en el cemeterio de la iglesia en 1843, pero temía ser enterrado vivo. Para evitar esa fatalidad ideó un sistema por el que al cerrarse la tapa del ataud un puzón se clavaba automáticamente en el corazón.

Phoebe Hessel también está enterrada en el cementerio. Se hizo famosa en el siglo XVIII y vivió en Brighton durante una parte del siglo XIX. Hessel se enamoró de un soldado, William Golding, nada menos que a la edad de quince años. Para seguirlo cuando fue enviado al extranjero, Hessel se disfrazó de hombre y se alistó como soldado. Hessel ocultó su identidad y su sexo durante 17 años. Finalmente reveló su identidad y su condición de esposa del oficial al mando, Golding. Ambos fueron licenciados.

Hessel fue herida en la batalla de Fontenoy en 1745, y aún así, no se descubrió que era mujer. La ex soldado vivió en Brighton después de la muerte de su marido en la década de 1760 y vivió en la ciudad hasta los 108 años.

Bueno, esta es una pequeña aproximación a la realidad de un monumento histórico de gran valor en Brighton que tal vez te animes a conocer si te apuntas a viajar a Brighton. La Iglesia de San Nicolás de Myra tiene culto los domingos de 8.00 a 10.30 horas y dos días a la semana está abierta para oración. Aquí te dejo un enlace del portal Viajaralondres.com, en el que podrás encontrar excursiones de un solo día en los alredores de Londres para visitar Brighton. Lo dicho ¿te animas?

http://www.viajaralondres.com/ciudades-para-visitar-cercanas-a-londres/brighton/

Iglesia de San Nicolás de Myra en Brighton

La Iglesia de San Nicolás de Myra de Brighton.

Te gustará también leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *