Miércoles, 26 de Julio de 2017
Guias.Travel+en Google+ Guias.Travel
Estás aquí :
Guias.Travel > Blog > ¿Y si pasas por Avon antes de llegar a Fontainebleau?
+20.000.000 usuarios ya han disfrutado nuestras guías

¿Y si pasas por Avon antes de llegar a Fontainebleau?

En Fontainebleau, su castillo real y los recuerdos de Napoleón, se llevan todo el interés de los turistas que acuden a esta localidad histórica situada a algo más de cincuenta kilómetros de París. Muchos pasan, ven los jardines reales, las habitaciones que ocuparon Napoleón y Josefina y apenas si se dan cuenta de otros puntos de interés de la zona que creo que pueden tener una merecida etiqueta de lugares con encanto.

Siento predilección por una de las localidades vecinas de Fontainebleau que conserva ese aspecto que les reconocemos a las comunidades que viven despacio en la vecindad de entornos naturales. Cerca de grandes ciudades, pero también al borde del campo y de la naturaleza. Uno de esos lugares especiales es Avon, cuyo horizonte natural es el Bosque de Fontainebleau.

Se trata de una verdadera comunidad rural en la que todo pasa despacio, pegada al bosque, o más bien acostada sobre el bosque. A Avon, a 60 kilómetros de París, le llegó su hora decisiva y de desarrollo cuando esta zona de la Ile-de-France fue elegida como residencia de militares de la OTAN. Creció, se desarrolló, pero no tanto como para que no reconozcamos hoy todavía su estilo de vida rural.

En realidad, lo paradójico es que Fontainebleau nació en Avon, ese es el núcleo fundacional de la población que luego se elegiría como residencia real. Avon vendría de ‘avo’ que en celta viene a ser ‘agua’. El lugar está en la orilla izquierda del Sena y el agua está a la vista. El lugar fue un importante centro religioso como consecuencia de la fundación de un convento carmelita que aún sobrevive. Pero hay más, mucho más que ver. Esta que sigue es la guía esencial de lo que hay que ver en Avon:

-Iglesia de San Pedro de Avon (l’Eglise Saint-Pierre d’Avon). Este edificio religioso es uno de los más antiguas de la región. Su construcción comenzó alrededor del año 1100. Con la llegada de los reyes a Fontainebleau, la iglesia parroquial se convirtió nada menos que en iglesia real.

Todo sucedió casi por casualidad, cuando una comitiva real se detuvo en la ‘Fontaine Belle Eau’, la ‘Bella Fuente de Agua’ (Fontainebleau) para escuchar misa en la parada de una cacería. En ese momento los reyes decidieron que su nueva casa de campo sería Fontainebleau.

La iglesia tiene una impresionante colección de lápidas, entre ellos el de Jean de Monaldeschi, el escudero de la reina Cristina de Suecia, asesinado por orden suya en una dependencia del palacio de Fontainebleau. El robusto camapanario de esta iglesia es del siglo XIII.

-Convento de los Carmelitas. El que se ha dicho algo más arriba. Situado frente a la iglesia, ocupa un antiguo hospital fundado en 1662 por Ana de Austria. El edificio fue ampliado por Luis XIV y por Luis XVI. Hoy los Carmelitas acogen en su seno a quienes deseen retirarse del mundo por unos días para recuperarse en su remanso de paz y de oración.

El Convento de los Carmelitas se llamaba anteriormente Convento de la Caridad de Avon y fue construido en un terreno con agua y un molino. Ana de Austria animó a Luis XIV a adquirirlo y donarlo a los hermanos de San Juan de Dios para construir el hospital.

El hospital se amplió hasta el periodo de la Revolución Francesa, gracias a las donaciones de Luis XVI y María Antonieta. Durante el periodo revolucionario se disolvió el convento que no se recuperó para la orden hasta 1920. Durante la Segunda Guerra Mundial los carmelitas de Avon salvaron a numerosos niños judíos de la persecución nazi en Francia.

En Avon hay además, un viaducto ferroviario que fue todo un atrevimiento técnico en la fecha de su construcción, en 1847. También podrás encontrar un cementerio muy peculiar en el que descansan personajes importantes de la historia de Francia y ¡Nueva Zelanda! que tienes que descubrir. Y, si callejeas, descubrirás algunas casas de provincias con mucho sabor francés que parece mentira que puedan existir en el extrarradio de París.

Y para organizar una visita a Avon y Fontainebleau, por supuesto, una referencia del portal Viajaraparis.com, en el que podrás encontrar todo lo que necesitas para hacer un tour en París que incluya a estas localidades. Este es el enlace en el que podrás encontrar toda la información:

http://www.viajaraparis.com/ciudades-para-visitar-cercanas-a-paris/fontainebleau/.

Iglesia de San Pedro de Avon

Iglesia de San Pedro de Avon

Recursos para el Viaje:

Hoteles: http://www.guias.travel/ver/?city/fr/paris.es.html
Hostales: http://www.quehostales.com/hostales/francia/paris/hostales-en-paris.html‎
Vuelos: http://www.guias.travel/vuelos/
Tours y Actividades para hacer en Paris: http://www.guias.travel/ver-tours/?Paris/d479-ttd
Guía de París: http://www.viajaraparis.com

Te gustará también leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *