La Selva Negra, Titisee y cataratas del Rin desde Zúrich

Ausstellungsstrasse 5, 8005 Zürich, Suïssa 9.72 / 10 (310 Opiniones)

9.72
(310 opiniones)
Excelente experiencia. Lo recomiendo encarecidamente. El paseo en barco fue increíble.
Fue un viaje muy agradable, bien organizado. Este viaje sin duda vale la pena y es una necesidad.
El recorrido en autobús es bonito y las cataratas merece la pena visitarlas. Una vez allí la visita es por libre pero merece la pena.
Hermoso lugar. Vale la pena conocerlo.
Fué una excursión bonita
Viaje de corta duración que permite visitar las cataratas más grandes de Europa con una vuelta previa en un pueblo típico
  • Excursiones de un día
  • Confirmación al momento
  • Copia digital o impresa
  • Guía turístico
  • Lugares de interés
  • Visita guiada
  • Vistas
Cataratas del Rhin - cascadas más grandes de Europa de Zurich-0
Cataratas del Rhin - cascadas más grandes de Europa de Zurich-1
Cataratas del Rhin - cascadas más grandes de Europa de Zurich-2
Cataratas del Rhin - cascadas más grandes de Europa de Zurich-3

Descripción:

El sur de la Selva Negra, con sus  bosques frondosos de pinos, arces y robles y lagos remotos, es uno de los lugares más espectaculares y bellos de Alemania. Adéntrate en la belleza de esta magnífica franja forestal y redondea la experiencia con la visita a las cataratas del Rin, el mayor salto de agua de Europa central.

Viaje a través de Schluchsee, el  pueblo del lago, para llegar al Titisee, en el corazón de la Selva Negra alemana. Conozca un poco más sobre la fabricación de los relojes de cuco antes de tener tiempo libre para explorar las tiendas de esta curiosa ciudad por su cuenta y, si le apetece, probar la famosa tarta Selva Negra.

A continuación haremos un alto en el camino en las majestuosas cataratas del Rin y contemplaremos el poder de la naturaleza. Déjese cautivar por el rugir del agua que cae desde unos 23 metros de altura, pero su anchura de unos 150 metros la convierte en un auténtica maravilla natural.

Si lo prefiere, opte por un paseo en barco (no incluido, abonable en el lugar), acérquese a las cataratas y deje que su brisa acaricie su cara.

Seguidamente regresaremos al punto de partida.


Detalles:

Incluye

  • Vehículo con aire acondicionado de lujo con baño a bordo
  • Guía local

No Incluye

  • Recogida y regreso al hotel.
  • Paseo en barco a las cataratas del Rin opcional
  • Alimentos y bebidas

Idioma

El tour se realiza  en español.

Duración

7 horas

Justificante

  • La confirmación se recibirá cuando se realice la reserva, a menos que esta se haya efectuado 12 horas antes del viaje. En tal caso, la confirmación se recibirá lo antes posible, en función de la disponibilidad.

A tener en cuenta

  • Es obligatorio presentar un pasaporte en vigor el día de la excursión o actividad
  • Se requiere un pasaporte vigente el día del viaje.

Para esta actividad puede presentar un bono impreso o un bono electrónico.

Preguntas frecuentes

P - ¿Cómo reservar el tour?

R - Clickando en el Botón "Reservar" podrás elegir la fecha deseada y completar el formulario del widget de reserva. Recibirás la confirmación al finalizar el proceso y también en tu dirección de correo.

Política de cancelación

Si quieres que se te reembolse el importe íntegro, cancela con al menos 48 horas de antelación a la fecha de inicio de la actividad.


Horario:

Lugar de encuentro

Estación de bus Zúrich - Sihlquai, Ausstellungsstrasse 5, 8005 Zürich , Switzerland

Hora de salida:

12:15, procure estar en el punto de encuentro al menos 30 minutos antes de la hora de salida.


Opiniones

9.72 (310 opiniones)
Viaje de corta duración que permite visitar las cataratas más grandes de Europa con una vuelta previa en un pueblo típico de la zona. Vale la pena realizarlo y aprovechar el tiempo al máximo. Nosotros lo hicimos el último día, puesto que a la vuelta hay parada en el aeropuerto.
Fué una excursión bonita
Hermoso lugar. Vale la pena conocerlo.
El recorrido en autobús es bonito y las cataratas merece la pena visitarlas. Una vez allí la visita es por libre pero merece la pena.