Category

Santander

Category

Perderse y callejear, con rumbo poco cierto, para descubrir y sorprenderse a cada esquina, en cada calle. Hacer destino con las piedras viejas y parada y fonda de una gastronomía ajena ¿No te parece un buen plan para tus vacaciones?

Si te gusta ese plan, tengo el lugar perfecto para ponerlo en práctica: La Puebla Vieja de San Vicente de la Barquera, un lugar con mucho encanto situado a unos sesenta kilómetros de Santander capital. Lugar de paso de la vía alternativa costera del Camino de Santiago y dueña de una  tranquilidad natural que pondrá a prueba tus ganas de relax.

Comillas tiene un capricho hecho de piedra, ladrillo, forjas, azulejos y maderas nobles que es una tentación para los amantes de la arquitectura modernista. Está en la zona de Sobrellano, pero, si te digo que todo es cosa de la mano de Gaudí y que representa una explosión creativa, te lo pongo fácil. Es un capricho de palacete que tienes que ver.

Los amantes de la arquitectura modernista disfrutamos de las construcciones del Ensanche de la ciudad de Barcelona y de los conjuntos de Gaudí que son un clásico en cualquier visita a Barcelona. Quien más y quien menos, conoce el valor de ese estilo multidisciplinar que da una seña de identidad a la Ciudad Condal. Y a Comillas.

¿Te gustan los museos del horror? No los túneles del miedo oscuros de los parques temáticos de las ‘divertilandias’ de moda, nada de los de sustos macabros de casas del miedo de postín o los aires lúgubres de los museos de cera que están más vistos que el tebeo. Me refiero a exposiciones macabras. Tétricas, macabras de verdad.

Si es así, tengo una sorpresa para ti, un descubrimiento propio. En Santillana del Mar hay un museo de ese tipo, que te dejará un mal sabor de boca y el cuerpo algo destemplado. Prepárate, te hablo del Museo de la Inquisición y de la Tortura. Un dos por uno que no olvidarás.

Las zonas de Sol y playa por excelencia son las costas de levante y andalucía que es donde más turismo nacional e internacional se atrae cada verano en los meses de más calor, pero no son las únicas, el cantábrico, debido a su situación geográfica y su orientación es zona lluviosa, pero no por ello menos disfrutable.

El Cantábrico, Santander, su bahía, Santillana del Mar en primavera y verano son una delicia. Verdes exultantes de prados y campas, un mar tranquilo cuando lo está son parte del escenario natural de una visita para disfrutar de este rincón del norte de España.