Categoría

Italia

Categoría

El Museo della Specola es una exposición permanente de historia natural ubicada en la ciudad de Florencia en lo que en su día fue un observatorio del cielo nocturno (una specola, en italiano). Lo más asombroso del museo es su colección de piezas que reproducen el cuerpo humano por dentro hechas de cera. De verdad, son auténticas obras de arte. Te la recomiendo.

La ciudad de Perugia se convirtió en un pequeño imperio regional en la Edad Media. En los tiempos de las ciudades estado italianas. Sin embargo, para sobrevivir Perugia y sus homólogas tuvieron que valerse de los recursos de sus hinterlands, de los pueblos de su región. Perugia, por ejemplo, encontró especializaciones artesanas y provisiones entre los de sus inmediaciones.

La ciudad italiana de Deruta es el lugar perfecto para encontrar cerámica de calidad. Se trata de un lugar en el que la loza hace siglos que se hizo tradición para alcanzar hoy un valor incontestable como arte. Si te interesa la cerámica artística, Deruta es tu destino italiano en la Umbría, a un paso de Perugia y a algunos más de Roma.

¿Te suena de algo los Faraglioni de Capri? ¿No? Son parte de las imágenes más evocadoras de la isla de Capri. Hermosos en las puestas de sol, visibles desde los jardines del emperador Augusto, transmiten un romanticismo mediterráneo que seduce a la vista. Pero hay más, los Faraglioni di Capri son una reserva natural llena de valores biológicos para los que su situación geográfica ha sido decisiva.

La capilla Brancacci es un pequeño oratorio situado en el interior de uno de los templos de Florencia, la iglesia de Santa Maria del Carmine en el barrio de Oltranto. La capilla Brancacci es una joya del arte porque contiene pinturas de Masaccio y soluciones pictóricas que alentaron el desarrollo de la pintura del Renacimiento con una evolución que ha llegado hasta nuestros días.

Lo dicho, ¿quieres subirte al carro en Florencia? Se trata de una sugerencia literal. Es posible subirse al carro en la ciudad de Florencia, o casi, si visitas uno de sus museos menos conocidos, pero también uno de los más sugerentes para acercarse y conocer el estilo de vida cotidiana y no tan común de las clases altas italianas del Antiguo Régimen y del siglo XIX. Me refiero al museo de coches y calesas de Florencia, el Museo delle Carroze.

Si visitas la ciudad de Venecia descubrirás un lugar con un ambiente muy especial que no te dejará indiferente y serás testigo de grandes maravillas artísticas y culturales a través de sus puentes, edificios, iglesias, plazas y monumentos. Venecia es belleza, elegancia, atractivo y exaltación. Durante tu visita por la ciudad de los canales uno de los sitios por los que te recomiendo pasar encarecidamente es por su famoso Puente de los Suspiros. No te lo puedes perder.

Italia es un país que incita a ser visitado por su gran belleza, historia, arquitectura y sus importantes monumentos. En este post quiero haceros llegar en concreto el atractivo y la riqueza de Pisa, y daros más de un motivo por los que visitar esta bella provincia que se ubica en la zona centro occidental de la Toscana, compuesta por una parte de costa. Está situada a una hora de Florencia aproximadamente, por lo que sería una buena opción visitar y conocer ambas ciudades durante tu viaje.

 La nobleza dominante de la ciudad de Florencia dedicó muchos esfuerzos a elevar el prestigio y el poder de la capital. Iglesias, palacios y fortalezas hablan de su deseo por dominar la Toscana, primero, y luego convertirla en capital de Italia. Los jardines de Florencia son naturalezas recreadas que cuentan historias de rivalidades familiares, de excentricidades, de curiosidades botánicas, pero también de un gusto por la belleza natural para domesticarla a las puertas de casa. Estos son los trece jardines florentinos que no te puedes perder en una visita a Florencia.

La ciudad de Florencia acoge un curioso patrimonio pocas veces destacado por las guías y desde luego, bajo la sombra de la grandiosidad de algunos de sus monumentos más ilustres. Me refiero a sus torres. Torres florentinas, levantadas en el convulso siglo XIII italiano para conmemorar el poder de algunas familias de cuna como sucede con otras ciudades antiguas de Italia. Bolonia tiene sus torres, Florencia también, aunque, como digo, menos o nada conocidas.