Martes, 25 de Julio de 2017
Guias.Travel+en Google+ Guias.Travel
Estás aquí :
Guias.Travel > Blog > Joordaan, de barrio maloliente a tocado por el aroma del éxito
+20.000.000 usuarios ya han disfrutado nuestras guías

Joordaan, de barrio maloliente a tocado por el aroma del éxito

Quién le iba a decir a los vecinos del barrio obrero de Jordaan en Ámsterdam que sus manzanas, llenas de población inmigrante y dejadas de la mano de Dios, se iba a convertir en una zona chic muy revalorizada. Jordaan era en su momento lo peor de la capital holandesa. Un lugar insalubre, donde abundaban las alcantarillas abiertas, sucio y maloliente. Hoy es una zona de moda de Ámsterdam, limpia, impoluta, que está muy demandada como espacio residencial y para oficinas.

La planificación de Jordaan se ejecutó en el siglo XVII, cuando hubo de habilitarse nuevo espacio en la ciudad para dar vivienda a la gente que llegaba a Ámsterdam a trabajar en sus manufacturas.

El hacinamiento en Jordaan provocó que los canales, además de servir como vías de transporte, se utilizaran como desagües. Y, todo, cuando no había agua corriente en ninguna casa en aquella época. Jordaan fue hogar para flamencos, españoles, portugueses, judíos y hugonotes franceses. En 1900, en el espacio limitado de sus manzanas, se llegaron a contar 80.000 habitantes.

Pero, curiosidades, muchas figuras del arte y de la literatura holandesas eligieron vivir en Jordaan por motivo propio, sobre todo, por lo económico de los alquileres. Gentes del arte como el pintor Rembrandt o el escritor Joost van del Vondel. Ambos fijaron residencia entre sus callejuelas y canales. Es más, incluso Rembrandt fue enterrado en la iglesia local de Westerkerk (Iglesia del Oeste) en una fosa común.

En la década de 1970, un grupo de promotores inmobiliarios planteó demoler las casas del vecindario, pero los ciudadanos defendieron que se mantuviera el lugar en pie como una de alto valor histórico. Ahora, Jordaan es uno de los distritos más deseados de Ámsterdam que atrae, curiosidades del destino, también a músicos, artistas y escritores, todos en ciernes.

Qué ver en Jordaan

Pasear a pie por Jordaan, caminando por las calles que no son principales y por el borde de los canales, es la mejor forma de conocer el lugar. Y especialmente para saborear el tipismo de la arquitectura, la belleza de las casas históricas o los encantos de los patios. Las viviendas de los inmigrantes hace tiempo que dejaron de serlo, hoy bares, galerías de arte, tiendas igualmente chics y mercados diminutos han ocupado su lugar.

No hay que dejar de visitar la Noorderkerk (Iglesia del Norte), el templo principal de la zona, construido entre 1620 y 1623 en Noordermarkt, un recoleto grupo de casas creado sobre un área de diseño cuadrado. La iglesia sigue contando con una congregación protestante activa y muchos músicos locales ofrecen conciertos en ella durante todo el año.

Los patios, tan comunes en Jordaan, en realidad son espacios abiertos sólo en interiores entre el entramado de dependencias de las viviendas. En esos patios se acomodaron numerosas casas donadas por personas ricas a viudas mayores sin recursos y como un acto de caridad.

Algunos de esos patios están abiertos al público, mientras que otros están ocupados por artistas sin recursos. En algunos se han instalado pequeños museos, como el las pianolas, con pianos mecánicos, o una exposición permanente flotando en una barcaza sobre el agua, así como otros museos de tipo literario. El más extraño de todos es el ‘Electric Lady Land’, fluorescentementre peculiar.

Te mereces una visita al barrio de Jordaan de Ámsterdam y todo puede empezar con echar un vistazo a las oportunidades que te ofrece el portal Viajaraamsterdam.com que incluye excursiones de un solo día en los alrededores de Ámsterdam y mucho más. Pica en el enlace para conocer los detalles: www.viajaraamsterdam.com

Jordaan.

Jordaan.

Te gustará también leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *