Domingo, 24 de Septiembre de 2017
Guias.Travel+en Google+ Guias.Travel
Estás aquí :
Guias.Travel > Blog > Plaza de España, Roma paso a paso
+20.000.000 usuarios ya han disfrutado nuestras guías

Plaza de España, Roma paso a paso

La Plaza de España es uno de los lugares de encuentro más populares de Roma. También ofrece, desde el punto de vista puramente visual, una de las panorámicas más interesantes de la Ciudad Eterna. La combinación de una escalera monumental, la famosa escalinata española, un llamativo obelisco y una hermosa iglesia al fondo forman los ingredientes perfectos para convertir el lugar en el punto donde hacer una de las mejores fotos de recuerdo de Roma.

Al pie de la escalera monumental, se encuentra la Plaza de España, que da nombre al monumento. Una superficie triangular que toma su denominación de la vieja Embajada de España ante la Santa Sede, el Palacio de España, que se levanta en este punto desde el siglo XVII. La zona situada alrededor de la embajada se consideraba en aquel tiempo incluso como territorio español.

La Plaza de España está unida con la Trinità dei Monti, una iglesia francesa situada en lo alto de una colina, a la que se llega por la larga escalera, la Escalinata de la Trinità dei Monti, más conocida como la de la Plaza de España. La idea de conectar la iglesia con la plaza de abajo se gestó en el siglo XVII cuando los franceses planearon levantar una estatua del rey Luis XIV de Francia en la parte superior de la escalera.

La oposición papal hizo que los planes fueran descartados hasta 1723, cuando la escalera monumental se construyó como querían los franceses, pero sin la estatua. El Papa Inocencio XIII nombró al arquitecto italiano Francisco de Sanctis como el artífice encargado de la tarea de acomodar la escalera. Su diseño satisfizo los intereses de ambas partes, los de los franceses y el del Papa Inocencio.

La elegante escalera tiene 137 escalones colocados en doce tramos diferentes. La escalera es irregular aunque también simétrica. La construcción resulta especialmente hermosa en el mes de mayo cuando se la decora con azaleas en flor. Los pasos de la escalera son muy concurridos, atraen tanto a turistas como a romanos, siempre como lugares de encuentro y reunión.

Frente a la Plaza de España, se encuentra la Fontana della Barcaccia, una fuente bastante sobria pero de aspecto elegante que fue encargada por el Papa Urbano VIII y diseñada por Gian Lorenzo Bernini.

Bernini reprodujo la forma de un barco hundido en la fuente. Bernini se inspiró en los efectos de la inundación del Tíber de 1598, cuando un pequeño barco quedó varado en el mismo lugar de la fuente al final, cuando las aguas de la riada se calmaron.

Trinità dei Monti

La Trinità dei Monti es, como te decía, esa preciosa iglesia francesa situada en la colina por la que serpentea la escalera monumental de la plaza. Desde esta plaza, se tiene una bonita vista de la ciudad. Su ubicación, en la parte superior de la Plaza de España, convierte a la Trinità dei Monti en uno de los monumentos más reconocibles de Roma.

A finales del siglo XV, de la iglesia que hoy podemos contemplar, sólo existía una pequeña capilla en la colina. En 1495, el rey Luis XII de Francia encargó la erección de una nueva iglesia con la que sustituir a la capilla. La construcción comenzó en 1502 y se prolongó durante décadas. Sólo fue consagrada en 1585 por el Papa Sixto V.

La iglesia es gótica con una fachada renacentista en la que destacan sus dos campanarios. En el interior, varias pinturas decoran diferentes capillas. Entre ellas, se encuentran dos obras de Daniele da Volterra, un alumno aventajado de Miguel Ángel.

El obelisco situado justo en frente de la iglesia fue ubicado originalmente en los Jardines de Sallust. En 1788, se trasladó a su actual emplazamiento a petición del Papa Pío VI. Los jeroglíficos del obelisco fueron copiados en la Piazza del Popolo .

En la parte sureste de la plaza, se encuentra la Colonna dell’Immacolata (Columna de la Inmaculada Concepción). La columna fue encontrada en 1777 debajo de un monasterio romano. Fue levantada en el lugar en el que se la puede ver hoy en 1857 para conmemorar el dogma de la Inmaculada Concepción. Ahora está coronada con una estatua de la Virgen María.

Y si quieres ver en vivo y en directo la Plaza de España de Roma, sólo tienes que acudir a los recursos y algo más que te ofrece el portal Viajararoma.com, que incluye excursiones de un solo día en los alrededores de Roma. Pica en el enlace para ver todas las posibilidades: www.viajararoma.com

Plaza de España.

Te gustará también leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *