Miércoles, 20 de Septiembre de 2017
Guias.Travel+en Google+ Guias.Travel
Estás aquí :
Guias.Travel > Blog > Piazza del Popolo de Roma, la puerta de los peregrinos
+20.000.000 usuarios ya han disfrutado nuestras guías

Piazza del Popolo de Roma, la puerta de los peregrinos

La Piazza del Popolo es una plaza de perímetro ovalado muy bien diseñada que está cerca del Parque Borghese de Roma. Tres iglesias bordean la plaza, pero el punto de mayor interés es, sin duda, el obelisco de la antigua ciudad egipcia de Heliópolis.

El lado norte de la Piazza del Popolo está dominado por la Porta del Popolo, que conduce a la Vía Flaminia. La vía fue construida en el año 220 AC para conectar Roma con la costa del Adriático. Fue uno de los caminos más importantes de todos los que conducían a Roma. De ahí que muchos viajeros históricos hayan recogido en sus relatos sus entradas a la ciudad de Roma por la Vía Flaminia y la Piazza del Popolo.

En 1562, el Papa Pío IV encargó al arquitecto Nanni di Baccio Bigio la construcción de una gran puerta de acceso desde la Vía Flaminia. Todo, para impresionar a los peregrinos que debían llegar a la ciudad después de largos viajes. En 1665, con motivo de la visita a Roma de la reina Cristina de Suecia, la parte interior de la puerta fue decorada por Bernini según una petición personal del Papa Alejandro VII. Con el tiempo, el acceso pasó a llamarse Porta del Popolo.

Por lo que se refiere al obelisco de la Piazza del Popolo, en 1589, el Papa Sixto V tenía en propiedad un obelisco egipcio de tiempos del faraón Seti I que originariamente estaba situado en el Circo Máximo y que el papa ordenó trasladar hasta la plaza. El obelisco tiene una altura de 23,2 metros, fue construido alrededor del año 1300 AC y su primera ubicación fue el Templo del Sol en Heliópolis. En el año 10 AC, el emperador romano Augusto ordenó trasladar el obelisco a Roma. La pieza fue acomodada en el Circo Máximo para conmemorar la conquista de Egipto.


Reordenación de la plaza

Entre los años 1815 y 1816, el arquitecto Giuseppe Valadier reordenó la plaza, dándole la forma ovalada con la que hoy se la conoce. También añadió una fuente central y los cuatro leones egipcios que se sitúan alrededor del obelisco. Las paredes de la plaza están adornadas con estatuas de esfinges que son una creación del escultor italiano Giovanni Ceccarini.

Los especialistas creen que Valadier también estuvo detrás de los diseños de las dos fuentes que se añadieron a los muros de alrededor de la Piazza del Popolo. Ceccarini, en cualquier caso, fue el responsable de las esculturas de estas fuentes, todas hechas en mármol, que se completaron entre los años 1818 y 1824.

La fuente situada en el extremo occidental de la plaza es la de Neptuno. La construcción muestra la figura de Neptuno acompañado de tritones. La otra, situada al pie de los Jardines del Pincio, es conocida como la Fontana della dea di Roma, la Fuente de la Diosa de Roma. La figura central es una diosa de Roma a la que flanquean figuras alegóricas que representan a los ríos Tíber y Aniene. Bajo la figura de la diosa, se puede ver la estatua de una loba que amamanta a dos niños, Rómulo y Remo, fundadores de Roma.

En el extremo sur de la plaza se pueden ver dos iglesias que están en una posición simétrica, a ambos lados de la Vía del Corso, una calle que conduce directamente a la Piazza Venezia, en el corazón de Roma. Las iglesias son las de Santa Maria dei Miracoli y de Santa Maria en Montesano. Ambas fueron encargadas por el Papa Alejandro VII en 1658. Se trata de dos diseños de Carlo Rainaldi.

A pesar de lo que pudiera parecer a simple vista, las iglesias no son idénticas, porque el terreno en el que se construyó la de Santa Maria en Montesanto, la que está a la izquierda, era más pequeño. Con el fin de dar la sensación de simetría, Rainaldi creó una cúpula oval para esta iglesia y otra circular para la de Santa Maria dei Miracoli.

Sin embargo, hay una tercera iglesia en la Piazza del Popolo, precisamente la de Santa Maria del Popolo. Está ubicada muy cerca de la Porta del Popolo. Allí fue levantada en 1477, justo en el lugar en el que había una capilla del siglo XI. El templo contiene muchas obras de arte importantes. Entre ellas, las vidrieras más antiguas de la ciudad de Roma, además de dos pinturas famosas de Caravaggio. La Capilla Chigi -un diseño del genial Rafael-, y la Capilla Della Rovere -adornada con frescos del siglo XV- son dos espacios verdaderamente notables.

No te puedes perder todo lo que te ofrece la Piazza del Popolo de Roma. Puedes consultar referencias de tours en Roma en el portal Viajararoma.con. No te lo puedes perder, pica en el siguiente enlace para saber más: www.viajararoma.com

Piazza del Popolo.

Piazza del Popolo.

Te gustará también leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *