Miércoles, 13 de Diciembre de 2017
Guias.Travel+en Google+ Guias.Travel
Estás aquí :
Guias.Travel > Blog > Averigua cómo se despidieron los romanos de Britania en Canterbury
+20.000.000 usuarios ya han disfrutado nuestras guías

Averigua cómo se despidieron los romanos de Britania en Canterbury

Los romanos mantuvieron la actual Inglaterra como colonia hasta principios del siglo V. De este tiempo queda un testimonio vívido formado por objetos de uso cotidiano y un pavimento de mosaicos soberbiamente conservado en el centro de la ciudad de Canterbury. Elementos que forman parte del Museo Romano de Canterbury, visitarlo es como abrir una puerta al momento en el que los romanos cogieron sus maletas y se despidieron para siempre de Britania.

El Museo Romano de Canterbury es una exposición permanente del legado antiguo de Roma en la zona de Kent. Alberga algunos objetos encontrados en el mismo espacio en el que se encuentra la muestra y otros trasladados a él tras su apertura en 1961.

La oportunidad de crear un museo romano de Canterbury en su localización actual, el 11 de Butchery Lane, surgió cuando una de las viviendas del centro de la ciudad fue desescombrada para rehabilitarla tras los bombardeos alemanes de la Segundda Guerra Mundial. En el subsuelo se halló un mosaico romano bien conservado que pudo ser visitado de manera regular una vez acabada la guerra en 1946.

Los Cantiaci

En tiempos de la dominación romana de Britania, en el siglo I, los Cantiaci formaban la tribu que dominaba la zona que hoy ocupa la ciudad de Canterbury. Ocupado el poblado de los Cantiaci sobre el río Stour, el lugar fue redenominado como Duroverum Cantiacorum o Fortaleza de los Cantiaci.

Al poco, la ciudad romana ya ofrecía la distribución reticular típica de las fundaciones de Roma y de sus colonias. La vieja Canterbury romana tenía lo típico, teatro, templo, un foro y sus baños. Esa ciudad levantó un muro perimetral a finales del siglo III y para defenderse del acoso de las tribus bárbaras. Las murallas tenían siete accesos o puertas y cubría un área de 153 hectáreas.

La ciudad romana de Canterbury llegó a su máximo esplendor en el siglo IV. Y la casa de la ciudad donde hoy se levanta el Museo Romano de Canterbury era una zona urbana donde existían diferentes edificios públicos. Entre 1976 y 1982, diferentes campañas de excavaciones intentaron localizar el recinto del templo de Canterbury pero no se pudo dar con los cimientos de su estructura.

Algunas partes de lo que fue uno de los teatros romanos más grandes de Britania aún se pueden localizar bajo las calles del centro de Canterbury y los restos de los baños públicos son visibles bajo el subsuelo de la calle de St Margaret. Algunos enigmáticos vestigios del Foro de Canterbury están localizados bajo la de Main Street.

Museo Romano

El edificio público del Museo Romano de Canterbury fue utilizado hasta el año 410 hasta el momento en el que los romanos abandonaron la administración de la colonia. Las excavaciones en el recinto del Museo Romano de Canterbury han permitido constatar que la construcción sufrió toda serie de cambios y de alteraciones de su estructura hasta su definitivo abandono en el siglo V.

El Museo Romano de Canterbury fue construido no sólo para mostrar una parte del patrimonio antiguo de Canterbury y de Kent, sino también para conmemorar el papel de notables arqueólogos que a lo largo de más de 150 años han ido rescatando del subsuelo de la ciudad importantes rastros de su legado antiguo.

El mosaico

El elemento principal del Museo Romano de Canterbury y el origen de su misma existencia es el pavimento elaborado con teselas de mosaico. Se trata de un mosaico formado por tres paneles que decoraban el suelo de una sala de una casa o estructura habitacional romana principal. Está fechado en el siglo IV y su estructura está preservada con un sistema de aire acondcionado propio.

Entre los objetos importantes que muestra la colección del museo, hay que mencionar una serie de estatuillas que representan deidades del hogar, incluyendo una con forma de caballo. El Museo Romano de Canterbury exhibe también una rica cubertería de plata del siglo V que le ha dado fama a la exposición. El tesoro de la cubertería fue encontrado en 1962 en los jardines de la Westgate, la puerta romana de la ciudad de Canterbury. También hay una completa muestra de piezas de cristal y otros objetos personales, como pinzas, un peso de plomada y una serie de dados.

En la exposición, hay toda una serie de objetos de uso militar reseñables como arneses para las caballerías que han sido reconstruidos con cueros y un par de espadas también de caballería (spathae) que fueron recuperadas de dos tumbas, probablemente las de dos ajusticiados. El museo muestra algunos restos de pavimentos, losetas, tejas y azulejos, uno de las cuales conserva el nombre de su alarife con la siguiente leyenda: ‘Yo, Cabrianus, hice este azulejo’.

El Museo Romano de Canterbury reconstruye en sus salas una cocina de una casa romana y un mercado del foro con su zapatería, su mercería, su frutería y hasta con un puesto de venta de comida rápida. La muestra de la zapatería se hizo sobre la base de los restos hallados en el lugar que mostraban trabajos de confección de sandalias. Las piezas de cuero originales se exhiben junto a las reconstrucciones del calzado.

Una pantalla muestra el estado de las excavaciones de una casa romana de Britania y otra aporta información sobre la situación de la colonia al final de la dominación romana, el tiempo al que pertenece el patrimonio exhibido en el museo. El Museo Romano de Canterbury ofrece juegos interactivos y otras actividades originales para los más pequeños.

Ya tienes otro motivo para viajar a Inglaterra, el Museo Romano de Canterbury. Si quieres más datos para organizar ese viaje, consulta el portal Viajaralondres.com, en el que podrás encontrar excursiones de un solo día en los alrededores de Londres que incluyen visitar Canterbury. Pica en el enlace que sigue para saber más:

http://www.viajaralondres.com/ciudades-para-visitar-cercanas-a-londres/canterbury/

Reconstrucción de una habitación de una casa romana Museo Romano de Canterbury.

Reconstrucción de una habitación de una casa romana Museo Romano de Canterbury.

Te gustará también leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *